10 noviembre 2007

Somos primates poco humanizados


Pensando en el título del blog de Intoku, Pensar, Sentir y Actuar, me acordé de Eudald Carbonell que dijo que "Darwin dejó de creer porque había empezado a pensar" y de ahí este post de hoy.

Para este arqueólogo, antropólogo, paleontólogo y director de las excavaciones de Atapuerca el estudio de nuestro pasado humano, o debiera decir homínido, le sirve para reflexionar sobre el presente y el futuro de la especie. Carbonell piensa que lo importante ahora es desarrollar la razón y olvidarse de las creencias, los mitos y los prejuicios que siguen siendo la esencia del conflicto humano, sea individual, social o político.

"Estamos en una fase muy primitiva de la socialización de la ciencia"

Ya no es suficiente con creer, tenemos que empezar a pensar, como hizo Darwin y para pensar es necesaro buscar la verdad. Carbonell dice que no sabe hacia donde nos dirijimos, pero si sabe hacia donde debiéramos ir: "Hacia la integración de la diversidad" y hacia la socialización de la ciencia". "El método permite pensar. La fe sólo puede funcionar sin un techo explicativo. Los científicos, en general, pensamos; no creemos"

La pérdida de valores en los que antes creíamos desata al homínido que somos y no los hemos reemplazado con otros mejores. Las ideas de religión, Dios, alma, espíritu, familia, comunidad, frente a la globalización, se han ido centrando en el individuo y en sus objetivos, dinero, poder, que son la síntesis de la sociedad occidental moderna. En realidad todo ha cambiado y nada ha cambiado porque ahora seguimos creyendo en algo, aunque sea en cosas distintas. Se sigue buscando la fé pero ahora se centra sobre uno mismo y objetivos individuales.

"Atacar la diversidad es atentar contra la Humanidad"

Creemos que la nuestra es la mejor de todas las sociedades, la más demócrata, la más justa, pero a pesar de nuestras creencias vemos demasiado sufrimiento, demasiada soledad, demasiada injusticia y demasiada violencia, individual y colectiva y lo miramos todo con demasiada indiferencia, ignorando el respeto debido a nuestra propia especie. "Nos hemos humanizado mucho, dice Carbonell, lo que ocurre es que la etología primate todavía condiciona nuestra forma de agruparnos" y piensa que necesitamos "ir hacia la integración de la diversidad".

"La socialización de la ciencia nos permitirá desarrollar una conciencia crítica de especie".

"La ciencia nos hace más humanos, nos hace dueños de nuestro destino. Además, hay que conseguir que se redistribuyan los recursos y generar un nuevo orden humano basado en la conciencia crítica de que todos somos una especie". De lo contrario, añade, "correremos peligro". "Cualquier manifestación que intente destruir y no dialogar es, para mí, dice, un ataque a la diversidad. Y se están produciendo demasiados".

"No se sensibiliza a la gente con la fe"

"Se la sensibiliza con la razón. Haciendo que sea consciente de que la especie es la misma, estemos aquí o a 4.000 kilómetros". "La gente sabe que un etíope y un español pertenecen a la misma especie, pero no tiene conciencia crítica de ello", aunque si la tenga cuando se trata de gatos o perros. "Es lo que tenemos que cambiar" porque millones de personas estan al borde del abismo, tanto en sociedades desarrolladas como en las de menor desarrollo donde pasan hambre, sufren guerras y devastación, mientras la humanidad observa todo por la televisión. "Es normal", dice Carbonell. "Cuando las cosas no se hacen bien en el proceso de humanización, no van a ir bien".


"Hablar de inmigración no tiene ningún sentido cuando se trata de simples desequilibrios demográficos"


Superar la crisis en la que está actualmente sumida nuestra especie únicamente se logrará, en su opinión, si se reparte la riqueza y se da una globalización desde la diferencia". "Somos una especie con más de 2.200 culturas", explica Carbonell, para quien "atacar la diversidad es atentar contra la Humanidad".


"Somos primates poco humanizados"


"Aún no somos humanos. Para serlo, necesitamos liberarnos del comportamiento primate más elemental y desarrollar una forma de comportamiento inteligente en el que la cooperación y la distribución de los recursos estén por encima del individualismo". Justo lo contrario de lo que ahora es nuestra forma de vida en los países más avanzados. Hasta las hormigas lo hacen mejor.

Libros de Eudald Carbonell:

4 comentarios:

Senior Manager dijo...

Pues si...has dado en el clavo...Nuestra tecnología ha avanzado geométricamente mientras que nuestra humanidad lo ha hecho algebraicamente…Eso nos coloca como la perra Laica que viajó al espacio o algo así (sin alusiones negativas en la comparación). Nuestro cerebro y cuerpo en general sigue siendo básicamente el mismo que hace 10.000 años, pero nuestros avances ya están muy por encima de nuestra morfología o nuestros instintos…Mientras no evolucionemos biológicamente de una forma más rápida y eficiente seguiremos tratando de “estirar” nuestro cuerpo en el tiempo para alcanzar a nuestra tecnología...

intoku dijo...

Gracias por la referencia al Blog, María.

Realmente la frase es buena, pero un poco triste a la vez...

A mi me gusta otra que dice que "Si nuestro cerebro fuera suficientemente sencillo como para entenderlo, seríamos demasiado simples para entenderlo".

Senior Manager, la perra era efectivamente Laika, y yo de niño lloré escuchando la canción de Mecano... no comments...

Maria dijo...

Senior espero que nuestro cerebro tambien "se estire" animado por el deseo de alcanzar a la tecnología. No se me había ocurrido mirarlo desde esa perspectiva. Ahora veo la evolución humana con renovado optimismo y te agradezco la idea.

Maria dijo...

Hola Intoku, me alegra verte por aqui, gracias por tu visita. Me hizo gracia tu post sobre las palabras clave en Google y lo de las audiencias ¿lo recuerdas? y de ahí partió todo este post, de hilo en ovillo, como dice el refrán.

Si que inspira algo de tristeza la frase porque parece como si hubiera una pérdida de fé, pero recuerdo tambien otra que me dijo un ya lejano día un científico de UCLA, el Dr. Whitehouse: "Cuanto más trabajo en esto y más cosas descubro, más creo en Dios". Different strokes for different folks...I think. Creo que es cuestión de tiempo que lleguemos a entender el cerebro.

¡Ay Mecano! ¡que letras! Y que penita me ha dado el trasiego que se traen en el musical de Nacho Cano.