14 enero 2008

Kimochi, una forma de promocionar los blogs

Comenta Neurotransmisores en su último post sobre la cantidad de promotores de blog que acechan con el fin de ganarse unos dólares aumentando la circulación y las visitas mediante diferentes técnicas de SEO (posicionamiento en buscadores).

No sé bien hasta que punto es importante tener miles de lectores, ni tampoco si hay buenos motivos para acudir a los promotores, salvo que el blog se abra para ganar dinero con la publicidad pero por lo que voy viendo, como novata en este tinglado, el contenido importa, y mucho.

Como en los medios de masas tradicionales algunos temas tienen más gancho que otros. Buena prueba de ello es el caso de ese blog llamado cómeme el coco que se felicitaba por el regalo de Navidad que supuso alcanzar inesperadamente 13.299 visitas en un solo día gracias a un post sobre costumbres sexuales japonesas titulado Kimochi, sensación sentimiento, como en la ilustración en escritura Kanji de la izquierda. Comentaban sus administradores que en otra ocasión anterior tuvieron otro "pico de audiencia" debido a un enlace con un blog denominado El diario del azote para el que no tengo ilustración en Kanji, es una pena.

En otro momento me topé con un post totalmente inocente, sobre las consecuencias de la visita de Bush para la vida normal de los habitantes de Dubai, que iba precedido por una foto de una adolescente muy atractiva, y con muy poca ropa, que no guardaba relación con el tema, lo que produjo alguna crítica agria en los comentarios.

Plus ça va plus c'est la même chose, que dicen los franceses, o más de lo de siempre que se dice en español, porque visto lo visto parece inutil culpar a las cadenas de TV y a los periódicos por añadirle Kimochis morbosos a su contenido. Cuestión de audiencias, pero con la multitud de blogs que hay, afortunadamente, uno es tan libre para elegir lo que lee como hubiera podido soñar en otro tiempo.

11 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Cualquier noticia que se publique en Menéame se transforman en visitas para el blog que narra la noticia y si la entrada trata de sexo, pues mucho más.

eKaizen dijo...

Joer con el kimochi y el poder de Menéame.
Hay que reconocer que a casi todos nos gustaría tener, al menos una vez, un kimochi particular en nuestro blog. Menudo subidón.
Saludos :)

Maria dijo...

Hola NT: Si que se mueve la cosa en meneáme, si, pero lo dicho, tiene que tener su Kimochi porque sino...

ekaizen, habrá que ponerse a pensar en kimochis, seguro que los hay mucho mejores que los que mencioné en el post.

Senior Manager: dijo...

¿A quién no le agrada subir en rating?...Estoy de acuerdo en que a veces el fin justifica los medios, pero me inclino más en seguir una línea conservadora y si se quiere honesta, ya que a la final (en mi caso) el objetivo principal de mí blog es expresar y compartir mis inquietudes y conocimientos con los demás. Ese es mi kimochi.
Un post muy reflexivo por cierto.

Maria dijo...

Hola Senior: A la larga pienso como tu más que nada porque más de lo de siempre en todas partes aburre a una vaca. Claro que supongo que mucho dependerá tambien del estilo, del humor y de la conexión entre el post y la temática del blog. Los de cómeme el coco lo tenían fácil.

Adonai dijo...

pues sí, mas de lo mismo. Parece que el ser humano tiene obsesión por la suma y el aumento y pocos aspiran al menos, a lo justo y necesario sin artificios engañosos que atraigan espectadores, compradores o lo que sea. Y el mundo de los blogs no es una excepción. En el fondo lo que de verdad queda es la satisfacción de algo hecho con sentido o, en otro caso, haber conseguido un nuevo "record". Cada cual que vaya por el camino que quiera, al final nos iremos conociendo. Besos.

Maria dijo...

Hola Adonai, encantada de verte por aqui. Gracias por tu visita. Hay tantos blogs que no será difícil que encontremos lo que más nos satisface. Besos

Toupeiro dijo...

Creo que es más importante la CALIDAD que la cantidad de visitas y comentarios que cada uno tiene en su blog.
Saludos Galegos.

Maria dijo...

Y tanto,Toupeiro. No hay más que ver los comentarios en algunos artículos de los periódicos virtuales. Dan una grima a veces...

Marian dijo...

Yo tengo un blog de andar por casa, ni mucho menos tengo un buen kimochi, ni siquiera sabía que era eso.
A mi me interesa el blog para dejar mis modestas opiniones sobre temas cotidianos, no busco grandes audiencias, sobre todo por que la temática es tan cotidiana que quizá no interese a la gente tan sólo son mis reflexiones.
Por cierto yo llegué hasta este blog precisamente por su título, ¿eso es un Kimochi? Es que soy bastante observadora.
Aprovecho para decirte que me ha parecido muy interesante y que con tu permiso vendré más veces.
Saludos.

Maria dijo...

Muchas gracias por tu visita Marian. Está bien que te visiten, es agradable, pero se percibe a veces una especie de obsesión por las estadísticas bloggeras que termina por aburrir. Lo de poner Kimochi en el título fué porque la palabra me parece que tiene musiquilla ¿no crees?