11 marzo 2008

La culpa es del matrimonio, cha cha cha



Que los hombres casados realmente hacen menos trabajo doméstico que sus esposas no es nada nuevo, la mayoría de las mujeres que conocemos lo corroboraría, pero yo me preguntaba: ¿es así en realidad o acaso estan esas señoras siendo exageradas e injustas?

Ahora ya me quedan pocas dudas pues he visto un estudio gigantesco, con 17.000 personas, nada menos, en 28 países que confirma que los hombres casados le prestan menos atención a las tareas domésticas que los que conviven sin casarse. Y el comentario de la autora, la socióloga Shannon Davies añade sal y pimienta al conjunto: "El matrimonio como institución -dice- parece que tiene un efecto "tradicionalizador" en las parejas, incluso en las que creen en la igualdad de géneros".

"Nuestra investigación sugiere que las parejas de muchos países estan influenciadas por factores similares cuando deciden cómo dividir el trabajo", añade Davies. Las parejas que ven a ambos géneros como iguales tienen más probabilidades de dividir las tareas de forma igualitaria, sin embargo cuando contraen matrimonio cambian de actitud; los informes de los hombres revelan que realizan menos trabajo doméstico que los de las mujeres. "La sociedad ha definido lo que significa estar casado, es la institución misma la que afecta al comportamiento", explica Davies.

Este estudio fué publicado por SAGE journals con el material aportado por Shannon Davies, Theodore Greenstein y Jennifer Gerteisen Marks


ACTUALIZACIÓN: Información aparecida en 20 Minutos
Un estudio revela que cuando los hombres hacen más tareas en casa aumenta la frecuencia de los encuentros sexuales. Los hombres que comparten las tareas del hogar mejoran la armonía en la pareja y podrían tener una vida sexual más satisfactoria. Esto se debe básicamente a que la percepción de las mujeres sobre la equidad y la satisfacción matrimonial aumentan. Sin embargo, pasar más tiempo con los hijos reduce considerablemente los momentos románticos. "En general, cuanto más tareas domésticas hacen los hombres, más felices están las mujeres", explicó a la AFP Scott Coltrane, sociólogo de la Universidad de Riverside (California) y coautor del estudio, del cual se publicó un resumen en el sitio 'web' de la organización Council of Contemporary Families (CCF).

La alfabetización emocional: el gran reto del siglo XXI: Nueva entrada en TONTERIAS EMOCIONALES

Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada
Subscribirse a Observando

34 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Las tradiciones son muy difíciles de cambiar.
Saludos.

Senior Manager: dijo...

Bueno, no es por echarme flores, pero yo soy uno de los que aprecia, valora el trabajo que representan las labores del hogar y a las personas que los llevan a cabo. Yo pienso que las parejas han de dividir las tareas de forma igualitaria, así que yo llegue a un acuerdo con mi mujer en casa...Yo me encargo de la colada, de planchar, de la compra y de fregar y mi mujer limpia y cocina, de forma de repartir esos otros TRABAJOS no remunerados... Pero lamentablemente sé de primera mano que la mayoría de parejas casadas no actúa de esta forma, tal como lo reflejan las estadísticas.

Maria dijo...

Si que son difíciles de cambiar Neurotransmisores.


Senior yo me apuntaría a esa división de tareas sin pensarlo ni un instante. ¡Tu si que sabes!

Jorge H Pineda B dijo...

Hola Maria; Es un tema aparentemente superficial pero para mí tiene un profundo significado, pues en alguna forma muestra el respeto y la consideración que la pareja mutuamente se profesa. Yo estimo que esto no se debe pactar, sino que debe darse espontaneamente como fruto de una relación equilibrada y respetuosa. Es difícil lograr este equilibrio, mientras la sociedad no acabe de superar el dominio que durante siglos ejerció el hombre sobre la mujer.

De otro lado mil gracias por visitar mi blog, tu comentario me aprecio muy interesante y agudo.

Saludes

eKaizen dijo...

Es un tema complicado que da pie a múltiples discusiones. Yo, sin estar casado, reconozco mi vagancia. Me resulta muy dificil lo de limpiar el polvo, barrer, fregar, la colada y sobre todo la plancha. Pero bueno como somos 2 y los 2 trabajamos pues vamos tirando; hemos llegado al acuerdo de limpiar a la vez. Así, ella empieza por un lado de la casa y yo por el otro. Y en cuanto a las comidas, pues en función de los horarios. Aquí también hay que reconocerlo, cocino mejor yo.
Saludos

Adolfo Calatayu dijo...

Querida amiga: así como sabemos que "el matrimonio es la principal causa de divorcio",gracias a Groucho Marx,podemos suponer también que el "peso" de las costumbres,en este caso nefastas,cae inexorable sobre los matrimonios como la gravedad?
No sé,es una idea.
Ya se te estaba extrañando mucho.
Un cariño gigante.

mreina dijo...

Acuerdos de pareja, creo que esa es la clave y amor, mucho amor. A veces también compensa el renunciar a algunos lujillos y contratar a alguien que nos haga las tareas. No me convencen las divisiones, como tampoco las imposiciones. Pero solo es un punto de vista.

intoku dijo...

Bueno, tengo que decir que soy hombre y trabajo tanto en casa como fuera de ella, al igual que mi mujer. No es que ayude en casa, es que nos dividimos las tareas.

Mi generación lo tiene muy claro (soy de 1979) tanto nosotros como ellas. Seguro que como apunta Neurotransmisores algunos viven de las costumbres que han visto en casa, pero no la mayoría.

Lidia M. Domes dijo...

Creo que cada casa es un mundo, cada hogar encuentra su equilibrio, a veces con el tiempo, si la pareja continúa, se evoluciona y se comparte más...

Interesante espacio...

Cariños,

Lidia

María dijo...

Hola María:

Gracias por tu visita a mi blog, y como ves, vengo a conocer el tuyo. La verdad es que tienes un blog interesantísimo, volveré por aquí, y me gustaría enlazarte al mío para entrar desde mi rincón si tú me das permiso.

Yo también he escrito algún tema en relación con todo esto que comentas, y es que la verdad sea dicha, la mujer es la que realiza la mayor parte de las tareas domésticas, y que el hombre lo que hace es "intentar ayudar" cuando lo que en realidad tiene que hacer es colaborar en la misma medida que lo hace la mujer, no pretender "ayudar" a nadie porque las tareas domésticas son cosas igualitarias para el hombre y la mujer cuando la mujer trabaja fuera del hogar. Pero está comprobado que el hombre no sabe y ni quiere tampoco quiere aprender a poner una lavadora, ni un lavavajillas, ni colgar la ropa, ni planchar, ni hacer la comida etc, etc. La verdad es que es un tema muy amplio para debatir, me parece muy interesante, pero no quiero extenderme más para ser mi primer día de visita en tu blog.

Te agradezco, nuevamente, tu visita, y espero que, cuando lo desees, vuelvas por allí.

Un saludo.

Noe dijo...

Yo no se cuanto de dificil es limpiar o no una casa, yo vivo solo y si es cierto que aunque soy un poco maniatico del orden y la limpieza, cuando vienes de trabajar y ves que si te has dejado un vaso de cafe o el cepillo en medio de la cocina, sabes que si tu no lo dejas en su sitio, no lo va ha hacer nadie por ti.

Quizas la "solución" a este problema seria que todo el mundo de una forma u otra viviera una situación que le hiciese valorar o darse cuenta de lo importante que es que te ayuden y ayudar, sigo pensando que es una cuestión de educación en el matrimonio,( me refiero al matrimonio como unión de dos personas hombre y hombre, mujer mujer y Mujer hombre ).
Pero puedo asegurar que cuando estas o vives solo esos detalles los valoras, lo que no puede ser es que te cases o te vayas a vivivr con alguien, y venga
living la vida loca, pues no.

Ademas es puro egoísmo, cuando quieres a alguien , el día a día es fundamental y si una solución fácil es que lo haga otro/a persona, pero no podemos obviar que eso no soluciona el problema tan solo lo aleja.

Un besote Maria

Natacha dijo...

Hola maría, mi experiencia en este caso es positiva, mi marido hace muchas cosas en casa, claro, cuando está...
Tampoco podemos pretender que extiendan su jornada laboral con un montón de trabajo en casa, igual que nosotras si trabajamos fuera...
A lo mejor habría que hacer un poquito menos en casa y se menos tiquismiquis... que hay cada una por ahí..
Un beso,
Natacha.

mi despertar dijo...

Las tradiciones...te cuento un secreto..como ya no tengo mas esposo mi amante las rompió por completo.Limpia lava y cocina bb

Franziska dijo...

Hay que dejar claras algunas cositas desde el primer momento. Si recordaramos el cuento de la Ratita.
--Ratita, te quieres casar conmigo? Sí, pero ?que harás por las noches? Ladrar. Entonces, no que me asustarás...

Bueno, parece que no me estoy tomando en serio la encuesta. Sí, de verdad. Lo que yo opino es que quedan aún muchos remolones pero que está creciendo el número de remolonas a medida que se incorporan ellos a las tareas domésticas.

María dijo...

Hola María tocaya, muchas gracias por enlazarme en tu blog, yo voy a enlazarte al mío para poder entrar a visitarte desde allí.

Te deseo un feliz domingo.

Saludos.

penelope dijo...

Maria: debo decir, que depende mucho de nosotras las mujeres, dejar que los hombres cambien su actitud o no...no nos esclavicemos a nosotras mismas, aunque podamos, aprendamos a delegar, a la larga es en beneficio de todos...una mujer con menos trabajo en su casa despues del trabajo, es mejor esposa, mejor madre y mejor amante, porque hay menos cansancio...EXITOS !!!

Mi vida en 20 kg. dijo...

Hola maria, aqui estoy visitandote, gracias por mi a mi blog.
Sobre este tema puntual que mas decir que la convivencia es muy dificil y si no hay acuerdos en las cosas domesticas se puede volver una tortura. creo que lo peor es cuando se asumen los roles del otro, cuando el hombre "asume" que es trabajo de la mujer o no???...besos y seguire leyendo.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Maria, entiendo que una de las conclusiones del estudio es que la institución del matrimonio afecta al comportamiento de los hombres en su modo de colaborar en las tareas domésticas.

Esto es, convivir sin estar casados, hace que los hombres contribuyan mas en esas labores.

No se me había ocurrido. Muy interesante.

Maria, espero que publiques con mas asiduidad, una vez superados tus problemas informáticos.

Un abrazo.

Hijo 2 dijo...

Bueno, yo como buen hijo suyo que soy, quisiera hacerla a Ud. partícipe , como a sus lectores, del siguiente enlace:

http://www.20minutos.es/noticia/359070/0/hombres/domestico/sexo/

Como Ud. sabrá, me gusta arreglar en un pis-pas los problemas del mundo mundial.


Los hombres que colaboran en casa tienen una vida sexual más satisfactoria
AFP. 10.03.2008 - 21:01h
Los hombres tiene una vida sexual más activa si colaboran en casa.
Ampliar foto
Los hombres tiene una vida sexual más activa si colaboran en casa.

* Un estudio revela que cuando los hombres hacen más tareas en casa aumenta la frecuencia de los encuentros sexuales.
* Se debe básicamente a que la percepción de las mujeres sobre la equidad y la satisfacción matrimonial aumentan.
* Sin embargo, pasar más tiempo con los hijos reduce considerablemente los momentos románticos.

Los hombres que comparten las tareas del hogar mejoran la armonía en la pareja y podrían tener una vida sexual más satisfactoria, según revela un estudio estadounidense.

"En general, cuanto más tareas domésticas hacen los hombres, más felices están las mujeres", explicó a la AFP Scott Coltrane, sociólogo de la Universidad de Riverside (California) y coautor del estudio, del cual se publicó un resumen en el sitio 'web' de la organización Council of Contemporary Families (CCF).

Maria dijo...

Hola JORGE! Tarde o temprano se dará espontáneamente yo creo, aunque no cuento con estar ya por aqui para verlo.

Hola EKAIZEN! ¿Sabes una cosa? El Kaizen doméstico es una maravilla. Totalmente recomendable. Ojalá lo hubiera descubierto antes.

Hola ADOLFO! Shakespeare no lo hubiera expresado mejor. Muchos cariños compañero con la esperanza de que la informática no nos separe, je je je.

Hola MREINA! Me parece que tienes más razón que un santo. Cuantos enfurruñamientos se evitarian

Hola INTOKU: No estoy segura pero creo que tu generación debió ser la primera o la segunda con padre y madre trabajando, aunque con bastantes excepciones supongo.

Hola MARIA! Enlazadas quedamos tocaya y gracias por tu apoyo. No me sorprende lo que comentas porque he visto numerosas veces como las madres esperaban que fueran las hijas quienes la ayudaran... mientras los hijos se tocaban las narices.


Hola NOÉ! Apoyo la moción: cuando quieres a alguien el día a día es fundamental. ¡Y tanto!

Hola MIDESPERTAR: Se confirma el estudio entonces, los amantes estan más por la labor que los maridos.

Hola NATACHA! Creo que es un punto a tener muy en cuenta, si se hace el trabajo doméstico a medias tambien hay que contar con que la perspectiva que tiene del nido un hombre no es necesariamente igual a la de la mujer.

Hola FRANZISKA! Por lo que yo estoy viendo si que hay remolonas, si. Ya he visto algun ratoncito con ganas de morder por eso.

Hola PENELOPE: Creo que lo que dices es pura sensatez. Cuestión de equilibrio.

Hola Ernesto! Me pasó lo mismo al leer el estudio, me sorprendió momentáneamente. Pensándolo mejor al final comprendí que puede haber buenas razones.

Gracias por la visita y la sensacional aportación HIJO2. ¡De tal palo tal astilla! je je.

Me he quedado mudita al ver su aportación Señor mío. Con su permiso haré un copia-pega a modo de actualización del post. Es todo un notición que merece la pena compartir. Saludossssh cordialeeeess

Maria dijo...

LIDIA: Bienvenida, muchas gracias por tu visita, por tu comentario y por tu apoyo. Desde luego cada casa es un mundo encendido de emociones y comportamientos que influyen en el desarrollo de la relación.

María dijo...

María:

Pasé a visitarte para ver si tenías una entrada nueva, pero como veo que no hay nada nuevo te dejo mi huella para que sepas que pasé a dejarte mi saludo.

Un abrazo.

Pedro dijo...

Millones de años de evolución en un sólo sentido no se pueden cambiar en unas pocas de decenas. Pero estamos en ello. Yo, por ejemplo, soy hombre y amo de casa (casado). Mi mujer es la que trabaja... y está en la gloria (yo también).
Besitos.

Maria dijo...

Muchas gracias por dejarme tu huella TOCAYA, anduve liada escribiendo en el otro blog. Espero verte por allí alguna vez. Besos.

Bienvenido PEDRO, me alegra verte por aqui. Si tu mujer está en la gloria y tu tambien ¿que más se puede pedir? Alguna vez he pensado que si los hombres se encargaran del hogar y de los hijos ese trabajo tal vez estuviera mucho mejor considerado ¿que opinas tu?

María dijo...

Ahora mismo me paso a conocer el otro blog que tienes encantada, y aquí te dejo mis saludos, esperando leerte de nuevo.

Voy a tener que poner mi firma para no confundir jajaja.

Un abrazo.

María de Mi pluma de cristal.

Maria dijo...

Excelente idea TOCAYA, yo haré lo mismo, aunque con mi despiste al principio se me olvidará. Gracias por volver, un abrazo grande.

Fernando dijo...

Es un tema eterno e intersante en sumo grado, como lo demuestra los muchos y variados comentarios que ha suscitado.
Pero se trata de algo que está cambiando a pasos de vértigo. Existe una clara tendencia a la nivelación positiva de viejas e injustificables diferencias.

Agradezco tu visita a mi blog y tus cariñosas apreciaciones.

Marian dijo...

El tema no por manido deja de ser actualidad, numerosos estudios y estadísticas pero lo cierto que para cuando encuentras a un hombre concienciado con el tema encuentras 9 mujeres desesperadas.
Noe, comenta que si dejas un vaso y no lo recoges nadie va hacerlo por ti, está bien la observación, tal vez todo el mundo debería vivir un tiempo solo, bajo sus propios cuidados caseros y aprender a desenvolverse para que no reine el caos en la casa.
Besitos.

Frabisa dijo...

Que nadie se rasgue las vestiduras, pero pienso que en muchos casos, somos nosotras mismas, las mujeres las que "acaparamos" funciones. Pensamos que todo lo hacemos mejor y terminamos haciéndolo TODO.
Luego viene la parte del agobio, de la queja y del no puedo más y de no me ayudas en nada.
Sentar las bases desde el primer día, no asumir más que lo que podamos llevar a cabo.

besitos

Marta dijo...

Pues fijate, que he cogido este texto y lo he enviado por e.mail, para difundir los secretos de UNA PAREJA FELIZ. Y mira lo que me contestan algunos:

Información aparecida en The New Gacetín Herald.

Un estudio revela que los hombres que evitan el matrimonio, tienen más
relaciones sexuales, se les cae menos el pelo y, en líneas generales,
disfrutan de una salud considerablemente más estable. Esto es
particularmente significativo en el índice de colesterolemia.

Esto se debe, básicamente, a que la convivencia con una semejanta no
endurece y oxida el deseo, evitando escenas costumbristas tan
desagradables como las de la tapa del wc, la depilación a la cera y
los famosos pelitos en la ducha.

"En general, el matrimonio actúa como un disolvente del deseo sexual e
incluso de la propia personalidad del hombre, que se convierte en un
pichón desvalido en manos de su congénere femenino" explicó a la AFP
Johnnie Walker, parapsicológico-conductista de la Universidad de Penny
Overview Lander-Lifting Astor (POLLA) y coautor del estudio, del cual
se publicó un resumen en el sitio 'web' de la Council of Ñander
Organizations (ejem).

Y otro contesta:

Y sin mucho estudio, cuanto mas se chupa mejor va todo y menos mania cojes a tu pareja.

De verdad sirven para algo las estadísticas? A mí me parece que a los tíos les entra por un oido y les salen por el otro!!!!

Lo dicho, quien no quiere, no aprende!!!!

Maria dijo...

Hola Fernando. Una mirada optimista que me alegra mucho. Con un poquito de pacienca... todo se andará. Gracias por la visita.


Hola MARIAN! Supongo que a la larga para esas 9 mujeres que mencionas vale lo que decía Napoleon: es urgente no hacer nada.


FRABISA: Si fracasa la estrategia y a pesar de haber sentado las bases ¿Estas de acuerdo con Napoleón?


Hola Marta! Por lo que comentas me parece a mi que hay mucho sentido del humor en tu entorno y quizás tambien algo de "morro", claro que eso igual es porque alguien está haciendo un poco "el canelo" ¿o serán ideas mías?

Un saludo a todos y muchas gracias por la visita.

zanzara dijo...

Es verdad que estas cosas son muy difíciles de cambiar, epro mi caso debe ser la excepción porque M. vivió muhco tiempo solo y hace de todo en casa, es más, hace más que yo y cocina y plancha mucho mejor que yo, con lo que yo no puedo quejarme de nada.

Un beso!

Maria dijo...

Hola Zanzara: Creo que haber vivido solo un tiempo puede influir bastante y puede que hasta cierto punto tu caso sea una excepción porque los hijos abandonan el hogar parental cada vez más tarde debido a las dificultades para independizarse, pero tambien puede ser que el ambiente familiar anterior de M haya influído. En cualquier caso ¡Enhorabuena!

Franziska dijo...

María, yo también pienso acudir hoy al concierto que dará el coro Matritum Cantat en el Beatriz Galindo, a las 19,30.

Me gustaría poder saludarte. Cabe la posibilidad de que no leas este mensaje durante lo que queda de tarde. En parte me conoces por la foto y añado que, a modo de identificación, llevaré un libro. De todos modos, estaré atenta a ver si soy capaz de dar contigo. De cualquier modo, si conoces a Josefina y está allí: ya tenemos el problema solucionado.

Un abrazo.