24 abril 2008

Déjame Llorar




Los humanos son los únicos animales que lloran de emoción. ¿Para qué sirve llorar? ¿Hay algún beneficio para la salud en las lágrimas?

Hasta la llegada de la Revolución Industrial llorar en público era considerado algo normal incluso para los hombres, dice Tom Lutz catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Iowa y autor de El Llanto. Los relatos épicos desde la Grecia antigua hasta la Edad Media están húmedecidos de todo tipo de lágrimas, añade.

La Historia demuestra que aguantar las lágrimas no era un rasgo de masculinidad. Por ejemplo, cuando murió Rolando, el famoso guerrero medieval francés del siglo XI, veinte mil caballeros lloraron tan profusamente que llegaron a desmayarse y caerse del caballo. No sé si con la muerte de El Cid Campeador ocurriría algo similar, tendré que volver a estudiármelo, pero mucho antes de esos poemas épicos tenemos tambien a Odiseo, en la Ilíada de Homero, llorando prácticamente en cada capítulo, y dicen que San Fracisco de Asís casi se quedó ciego de tanto llorar. Y durante el siglo XVI lo mismo ocurría en la ópera.

Sin embargo parece que las costumbres vuelven a cambiar y síntoma de ello es ver esta foto de Bush con las mejillas mojadas . Aunque todavía no es lo habitual y parece la gente sigue prefiriendo que se llore en privado, lo cual es una pena porque es un relajante de primer orden que nos permite salir de situaciones de angustia. El estrés es terrible para la salud del cerebro, dice William Frey, bioquímico experto en lágrimas (¡¿experto en lágrimas?!) del Centro Médico de Minneapolis.

No se ha demostrado todavía pero es muy probable que el hecho de llorar haya servido a la raza humana para reducir el estrés durante toda la historia de la evolución. El Dr. Frey ha examinado las lágrimas que se producen al pelar cebollas y las ha comparado con las del llanto producido por los sentimientos y ¡oh sorpresa! mientras las primeras estaban compuestas por un 98% de agua, las segundas, las emocionales, contenían toxinas, lo que permite especular que tienen una función específica.

Llorar es natural, saludable y curativo, dice Barry M. Bernfeld, director del Primal Institute de Los Angeles, y debería ser la forma aceptada de enfrentar el dolor, el estrés y la pena, pero curiosamente, apenas se menciona en la literatura psiquiátrica a pesar de la importancia que parece tener en la vida humana.

Los científicos piensan que posiblemente llorar sea una necesidad porque ningún comportamiento humano ha evolucionado contínuamente a menos que contribuyera significativamente a la supervivencia. Los niños probablemente lloran para no ser abandonados, especulan algunos científicos, porque, según las hipótesis históricas, las hembras llevaban a los bebés encima prácticamente todo el tiempo. Otras hipótesis indican tambien que puede que haya servido para evitar el infanticidio por razones ecológicas pues llorar enérgicamente podía considerarse como un síntoma de buena salud, y desde luego influye decisivamente en los cuidados maternos.

39 comentarios:

María dijo...

Tocaya: ¡Qué interesante está este post!, además no sabía yo eso de que las lágrimas están compuestas de distintas sustancias cuando es producido el llanto por la cebolla que cuando se llora por sentimientos.

Lo que yo pienso de todo esto es que llorar en público nos produce verdadera vergüenza a la mayoría de las personas, cuando no nos queda más remedio porque las lágrimas no se pueden contener y lo hacemos delante de las personas sentimos como una especie de vergüenza el que nos vean llorar, y muchas veces si podemos evitarlo intentamos llorar a solas sin que nadie nos vea, pero si te digo la verdad, no entiendo el por qué nos avergonzamos ¿por temor a que se rían de nosotros? ¿por temor a que descubran nuestra sensiblidad? no es nada malo llorar, al contrario, es un desahogo que se necesita, porque precisamente, después de haber llorado, nos encontramos mucho mejor. Lo que sí es cierto es que hay personas que les cuesta mucho llorar, y a otras, en cambio, como a mí, las lágrimas se se derraman solas, que a veces, no te creas, es un problemilla esto.

De todas formas Tocaya, aunque sea saludable llorar, yo me siento mucho mejor después de haber reído a carcajadas que después de haber llorado, es una sensación de relajamiento total.

Te mando un abrazo muy fuerte

neurotransmisores dijo...

Como dicen en mi pueblo: "el que no llora no mama".

Saludos.

Maria dijo...

Hola María: Me ha encantado tu comentario. Ojalá con el tiempo podamos librarnos todos de ese sentimiento de vergüenza que nos causa el llanto porque, si lo pensamos bien es antinatural y no nos permite relajarnos y "cambiar el chip". Es verdad que donde esten unas risas que se quite todas las lágrimas mil veces porque además de ser mucho más agradable, la química que produce la risa "limpia" el sistema de la química del estrés y favorece la buena salud, el sistema inmunológico, el corazón etc. Un besote.

Hola NT: Así debía ser porque con algunas excepciones de "lágrimas de cocodrilo" llorar es un acto de los más sinceros que yo conozco.

brujaroja dijo...

La verdad es que asomarse a tus posts es aprender un montón de cosas, y esto creo que ya te lo dije, pero es cierto. Para la otra María, la del comentario anterior, yo creo que tratamos de llorar a solas más que nada para preservar nuestra vulnerabilidad...
Me encanta lo del experto en lágrimas... ¿será un posgrado?
Feliz sábado

intoku dijo...

Lo sé, LO SÉ... pero nunca lloro. No me considero mejor que las personas que lloran; simplemente, racionalizo todo y no tengo la necesidad de producri lágrimas. Cada vez se me torna más curiosa esta faceta mía...

Maria dijo...

Hola Brujaroja: Gracias por animarme, me viene de perlas, hace un frió penetrante en Madrid y está todo gris desde vi mirador. Hasta la figura del Palacio Real se ve triste. Jaja, me dejó muda lo del expertos en lágrimas tambien. Estoy de acuerdo contigo en lo de la vulnerabilidad pero, sinceramente hoy en día ¿por qué esconderla? Sería interesante averiguarlo. Un beso

Hola Intoku. Me llevé tantas broncas por racionalizar que al final me volví algo llorona. Tambien me sorprendió el cambio, así que ahora necesito relativizar un un poco más y llorar un poco menos, je je je. Un abrazo

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Maria, por fin, una buena noticia:llorar es saludable.

Así que manos a la obra. Existen tantas razones por las que echarse a llorar como un niño chico, que vamos a llenar todos los pantanos.

Se acabó la sequía. Fuera las discusiones sobre los trasvases del Ebro.

Eso si, también vamos a acabar con todos los clinex del mercado.

Saludos,

Cigarra dijo...

Bueno, lo de llorar puede evitar el infanticidio en algunas circunstancias, ¡pero en otras dan ganas de estrangular a la criaturita! Que mi hija la pequeña se pasó un año sin dejarme dormir, y veintitres años después todavía me acuerdo, y me dan ganas de interrumpirla, cuando la veo dormir ahora a pata suelta!
Pero, fuera bromas, estoy de acuerdo en que llorar está muy bien. Como contaba un amigo mío: entra su madre en la cocina y ve a su hija de 12 años leyéndole un libro a la asistenta, que debía ser muy emocionante, porque las dos lloraban a moco tendido. Y se alarmó, claro "¿pero qué os pasa?" Y contestó la asistenta, entre hipos: "Calle, calle, que lo estamos pasando tan ricamente"

Cigarra dijo...

Contesto ahora a la otra María (la comentarista) que a mi cada vez me da menos vergüenza llorar en público. Debe ser que me estoy reblandeciendo con la edad, pero lloro con una facilidad maravillosa, y al que no le guste, que no me mire. Pero es que me emociono con cualquier cosa. Mis hijas se ríen de mi porque dicen que lloro hasta con los anuncios de la Once, pero yo las mando al cuerno y sigo llorando "tan ricamente"

Anónimo dijo...

Aiiii chiquitina si hoy estás por aqui!

Saludos

Cristina

Senior Manager: dijo...

Pienso que llorar es mucho más que dejar fluir los sentimientos, es también abrirnos a nuestras propia humanidad. Ojalá más hombres y mujeres lloraran con más frecuencia, sería un reflejo de que hemos evolucionado hacia una sociedad más abierta y más sincera.

Snowhite dijo...

En el ejercito britanico no se llora pero no se si es por ser britanico o militar. O los dos.

La gestion del estres se hace a traves de la risa. Cualquier situacion o comentario es objeto de ridiculo para el beneficio de todos. No escapa nadie a esta regla incluso superiores (sin pasarse tampoco, claro esta).

Normalmente, cuando un soldado llega al punto de llorar, es hora de desarmarlo (debido al riesgo de suicidio) y llevarle fuera de la zona de operaciones aunque no siempre es posible. Por lo que va de los mandos, la presion es aun mas grande para contener sus emociones. El derrumbe de un oficial o sub-oficial puede tener efectos catastroficos sobre la salud fisica y emocional de sus hombres que necesitan creer en su fortaleza para seguir adelante.

Ojala hubiera sido compañero de Roland para poder llorar en el momento adecuado pero no podia permitirme este lujo hasta volver a casa. Otros compañeros no consiguieron librarse de estas lagrimas y trece años despues siguen perdidos en su desertio emocional, hundiendose un poco mas cada dia.

Por cierto, excelente post.

eKaizen dijo...

A mí me sucede algo parecido a lo de Intoku, no recuerdo cuando fué la última vez que lloré. Será que no me estreso, que racionalizo o se tratará de una disfunción.
Un saludo

Maria dijo...

Hola SENIOR: Para mi llorar, salvo alguna lágrima de cocodrilo, es una de las manifestaciones de los sentimientos más sinceras que hay y es una pena que tenga que reprimirse o hacerse en privado, excepto, evidentemente, cuando mostrar vulnerabilidad pudiera ser contraproducente, pero tambien es cierto que besarse en público era muy mal visto y ahora lo hace todo el mundo. Las cosas cambian lentamente, pero cambian.

Hola SNOWHITE, gracias por la visita y por tu comentario. Supongo que no se llora en el ejército por las dos cosas, por militar y por British. El sentido de la intimidad británica es notorio, pero tampoco creo que se llore en otros ejércitos. Muy raramente me he topado con lágrimas en novelas sobre la 2ª Guerra Mundial, por ejemplo. La risa cuidadosamente estudiada y aplicada debe ser un mecanismo de defensa de primer orden para mantener la moral y para prevenir todo tipo de catástrofes personales en un ejército. Cuando te "acercan la guerra", personalizando, como en este comentario, se siente aún más su crueldad y sus terribles consecuencias. Por cierto excelente comentario tambien. Saludos, espero que sigamos leyéndonos.

Saludos EKAIZEN. Los hombres que yo conozco lloran poco, muy poco y tienden más bien a ocultarse si el dolor es muy intenso o, como decís Intoku y tu a racionalizar como locos si se sienten en confianza. Tambien se enfandan mucho en lugar de llorar.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

cuanta verdad!

dintel dijo...

Me ha gustado mucho leer este post. LLoraré por ello. ;)

Pedro dijo...

Muy buen post, María, y cargado de razón, al menos desde mi punto de vista.
También yo creo firmemente en el poder terapéutico del llanto. Llorar es una necesidad fisiológica y, como a todas, hay que darle rienda suelta cuando el cuerpo nos lo pida.
Un beso.

Maria dijo...

Bienvenida OTRA VEZ VIAJAR AL OLVIDO. Muchas gracias por tu comentario.


DINTEL se te irán todas las toxinas lágrima abajo amiga. Saludos


Hola PEDRO: Eso pienso yo, no hace daño a nadie y debería estimular la empatía que buena falta nos hace. Un abrazo

Marian dijo...

Que intersante este post del llanto.
Yo soy demasiado sensible, me saltan las lágrimas con mucha facilidad, igual da que sea por alegría como por pena.
Mis familiares se rien de mi, cuando estamos viendo una película en las escenas más emocionantes todos me miran y se rien, ya saben lo que van a a ver...¡me da una rabiaaa!
Dicen que llorar es de débiles por eso no me gusta llorar en público, aunque después de leer los comentarios anteriores creo que no me voy a avergonzar tanto por ser como soy.
No me gustaría para nada ser como esas personas que no se inmutan por nada, son como témpanos de hielo, y yo pura mantequilla a temperatura ambiente en verano.
Besos.

Cecilia Alameda dijo...

Hubo un tiempo en que a los niños se les decía que los hombres no lloran. Crecieron y siguieron sin llorar. O tal vez no, tal vez se dieron cuenta de que les habían engañado, de que todos los seres humanos lloran, pueden llorar, deben llorar. Que las lágrimas no son una vergüenza sino el síntoma de que existen en las entrañas del ser humano sentimientos.
Sin embargo, al ver la foto de Bush, ese individuo que ha organizado la matanza de tantas personas en un país lejano, que ha mandado a la muerte a los chicos de su propio país por una obsesión maligna y por una idea equivocada de lo que al mundo conviene, cuando veo esa foto siento repugnancia. Esas lágrimas son de pura cebolla.

Maria dijo...

Si llorar es de débiles pues... no sé ¡déjenme ser débil pues! ¿verdad MARIAN? Un abrazo


Cecilia ¿no crees que las culturas a veces son crueles sin saberlo? A muchos niños nunca les dijeron que los hombres no lloran y sin embargo cuando se sienten vulnerables por tristeza o por dolor se esconden.

Toupeiro dijo...

Anteayer te envie un e-mail de como poner enlaces en los comentarios. ¿Lo recibistes? ¿Se me entiende?
Cualquier duda me preguntas.
Hasta pronto.

Maria dijo...

Que penita y que dolor. No lo he recibido ¿que puede haber pasado?

Jorge H Pineda B dijo...

Hola Maria;
Veo que manejas dos blogs simultáneamente. Muy interesantes y entretenidos. Y además me encanta el hecho de que interactúes con quien te comenta en el mismo blog. Eso hace que haya dialogo y hace el ejercicio de escribir mas enriquecedor.
Llorar es vivir, es sentir, es expresar sentimientos profundos y es muy sano, pues relaja y descansa. Afortunadamente cada vez es mas aceptado socialmente llorar cuando hay motivos para ello. Muy buen articulo.
Gracias por comentar mi ultimo post en mi blog.

cucoalmeria dijo...

gracias por tu visita. Yo creo que el que no llora no es humano. Llorar es bueno, aunque sea a escondidas. Saludos nos iremos viendo.

ALyCie dijo...

Si un francés, habla francés y un árabe, es musulmán, es que al pertenecer al grupo, utilizamos los recursos del grupo, sea la lengua o la religión.
El llanto o las lágrimas son otro recuso de comunicación, como la risa.
Acudir al llanto, al menos entre los hombres, no resuelve una situación grupal, que al niño sí. Sólo resuelve una situación personal. Entre vosotras, aún utilizáis el llanto en común como una forma de sintonía que no requiere mas explicación, que la mera comunicación.
Es difícil, que yo hable en francés o realice un rito musulmán o que llore, por que no suelo hacerlo.
Las lágrimas, de pelar una cebolla, tienen un efecto protector del ojo, de defensa frente a la sustancia lacrimógena, que irrita la córnea, por lo que su composición debe se distinta, a la del llanto, que libera estrés. También pasa con la saliva y el zumos algo parecido.
En cualquier caso veo que te gusta observar y ... participar.
¡Saludos!

Jake dijo...

hola MAría
entré desde lo de Norka.
leí tu post, me impactó.
recordé el versículo más corto que hay en la Biblia en relación a Jesús frente a la tumba de su amado amigo Lázaro:

"y Jesús lloró"

ni idea porqué recordé eso.

pero me dejaste pensando.

abrazos

Goathemala dijo...

Tienes toda la razón, en el mundo antiguo la lágrima era bien admitida y no decrecían los niveles de testosterona por el llanto. No sé cuando se produjo ese cambio (pide casi una tesis) pero debe haber sido en el XX porque ya en 1875 Miguel Strogoff, el correo del zar, en la obra de Julio Verne salva los ojos porque el llanto apaga el acero candente.

Me sorprende mucho que las lágrimas de sentimientos eliminen toxinas. Quizás falte estudios avanzados sobre ello. Sorprende pero también maravilla como ciertas funciones naturales, dormir, llorar, reír requieran todavía estudios científicos.

Saludos.

Maria dijo...

Saludos Goathemala, parece que hacen falta aún muchos estudios para conocernos mejor. Un abrazo

Maria dijo...

Hola Jake, bienvenida. No sé cual pudo ser tu asociación de ideas, seguro que tenía buenos motivos para llorar.

Franziska dijo...

Ultimamente tengo una lágrima fácil porque me emociono fácilmente. Creo que llorar es bueno porque es bueno atender a las demandas del cuerpo. Todos sabemos que es bueno llorar y hasta gritar para arrancar el dolor. El problema es que, ante las lágrimas ajenas, la mayoría de nosotros no sabe qué hacer. Tratamos de consolar para evitar que la persona siga llorando igual que aprendimos a hacer cuando un niño llora. Nunca he podido soportar el llanto de mis hijos, así que hacía cualquier cosa para evitar que lloraran y me han salido los tres muy poco llorones. ¡Qué alivio!

Maria dijo...

Franziska, es verdad que es difícil saber qué es lo que mejor puede consolar a alquien que llora. Con los hijos es un pelín más fácil pero si estan dolidos a mi se me parte el corazón. Un abrazo.

Maria dijo...

Hola Jorge, gracias por tu visita. Comparto plenamente tu opinión sobre el llanto. Los dos blogs tal vez tengan que fundirse en algún momento, no sé. El tiempo escasea y se hace algo difícil atenderlos. Un abrazo

Hola Cuco. Bienvenido. La pena es tener que esconderse para hacer algo tan natural y digno como llorar. Ya veremos si evolucionamos hacia algo más flexible. Nos iremos viendo Cuco, un saludo


Hola AlyCie, bienvenido. Me gusta observar como dices y así observando compruebo que llorar es una expresión de lo que ocurre dentro, una emoción, la que sea que requiere una atención, la que sea, por parte de uno o más individuos del grupo: Empatía. Si a los hombres no les está permitido este recurso en su grupo tampoco les está permitido aullar de dolor como lo haría una mujer. No hay empatía para el hombre débil. Toda vulnerabilidad debe ser invisible mientras, eso si, tiene absoluta libertad para mostrar toda su fuerza. Saludos Al.

Moira dijo...

Curiosamente al dia siguiente de escribir mi madre este post la llamé llorando desde el extranjero buscando su consuelo al no saber manejar una situacion en la que además habia metido la pata.

Llorar es importante, si no, nos moririamos con tantos 'bottled up' feelings.

Maria dijo...

Hola mi niña: Si ya lo decía el cura de mi pueblo en la misa de los domingos: Lloremus...¡Menuda sorpresa verte por aqui!

HUGO dijo...

Claro que hay que llorar, como tambien reir pero llorar es demostrar un sentimiento por algo(no pelando cebollas),yo no tengo verguenza y menos ante la gente.

Maria dijo...

Hola HUGO. Es genial que no sientas esa limitación tan masculina a la hora de llorar. Vale mucho más un buen lagrimeo que un puñetazo en la mesa ¿verdad?
Un abrazo y gracias por tu visita.

Verbo... dijo...

me encanta Ricardo Montaner y sus canciones.

Un beso ♥

M.

Maria dijo...

Me alegro que te gustara VERBO. Saludos