11 enero 2009

¿Contradictorios o a medio camino entre un mundo animal y un mundo humanizado?


Muchas gracias Ernesto, Terie, Mateo, Luna, Cigarra y Goathemala por vuestros comentarios al anterior post.

Efectivamente, la simple observación, sin pretender juzgar o polemizar, muestra que pese a que se inventen nuevas "luchas" cada poco tiempo, no parece que haya nadie capaz de liderar una lucha contra la guerra, como dice el comentario de Cigarra, ni en sentido figurado ni en ningún otro, ni de poner coto legal a la fabricación de armas. Sirva como ejemplo que, pese a la crisis económica y a la fortaleza del euro, el pasado año las exportaciones de armas españolas batieron un nuevo récord histórico. El material de Defensa no ha cesado de crecer desde 2001, hasta multiplicarse por cuatro en sólo seis años y acercarse a la barrera psicológica de los mil millones de euros, que con toda probabilidad se superará en 2009. Cabe incluso preguntarse si ese sector tendrá paro en medio de la actual crisis. Según el Instituto de Investigación para la Paz de Estocolmo, España es el octavo suministrador mundial de armas convencionales, tras EE UU, Rusia, Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido.

Si este es el civilizado mundo occidental no quedará más remedio que dejar de engañarse y aceptar que hoy por hoy, la humana es una raza de primates decididamente poco humanizados, que luchan todavía por la supremacía y el territorio como otros animales, ignorando esos derechos humanos que ellos mismos han creado. Aunque inteligentes y capaces de desarrollar técnicas brillantes para prolongar la vida, al mismo tiempo aplican sus avanzadas técnicas a una industria que sigue causando la muerte en masa.
¿Habeis encontrado vosotros otras contradicciones humanas de este tipo?

6 comentarios:

tresa dijo...

Hola ! La ambición humana no tiene límites , el egoismo tambien.
Si quisieran todo el mundo viviría mejor . Ya no habría hambre , y todos tendrían una vivienda digna .
Pero cuando llegan al poder se pierden , se ve a escala pequeña , como no será al por mayor?
tendría que haber límites para enriquecerse .
Pero esto és una utopía tal como va la economía ahora mismo en todas partes.
!Saludos!

Genín dijo...

Bueno, el único consuelo es que las armas que vende España matan poco...jajajaja
Besos y salud

Maria dijo...

Tresa, Genin, muchas gracias por la visita y el comentario. Me voy a tomar cafetito a vuestra casa, je je

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Hola.

Coincido con Tresa en que es una cuestión de ciega ambición.

Alguién desde los gobiernos - es decir, desde los que elijamos los ciudadanos- debiera reconducir hacia la racionalidad y el bien.

Eso sucederá, sin duda.

La cuestión es -como siempre- que se tardará mucho tiempo y que se producirán muchos estropicios.

Saludos.

Juan Francisco dijo...

Querida María, el titulo de la entrada del post ya da parte de la respuesta a la pregunta que se formula.
Empiezo por el final: Si,….. somos contradictorios, pero es parte de la misma naturaleza del ser humano. Yo mismo, que repudio totalmente las actitudes belicosas, que he luchado (fíjate, hasta la palabra de “luchar” es contradictoria), toda mi vida contra toda clase de guerras, me encuentro en la contradicción personal de trabajar en una fábrica de buques de guerra y mi familia y mi sustento dependen del gasto en armas.
La guerra se define como un combate armado entre grupos humanos que constituyen agrupamientos territoriales o comunidades políticas diferentes (Otterbein, 1972).
Algunos antropólogos creen que la guerra fue una práctica universal incluso entre cazadores y recolectores del Paleolítico (Lizot, 1979).
La evidencia arqueológica más antigua y convincente de la existencia de la guerra se halla en el Jericó neolítico, en forma de murallas, torres y fosos defensivos (Roper, 1969, 1975, Bigelow, 1975). (Observa María…….en Jericó, donde hoy, hay una masacre más).
El mundo animal por supuesto no es algo idílico, pero los primates en la naturaleza actúan en equilibrio con ella.
En la evolución del ser humano, parece demostrarse, que a lo largo de milenios ha existido la contradicción que apuntas.
Las cifras que das arriba, no reflejan el gasto real en armamento que es bastante, por no decirte infinitamente más grande. El porqué se disfrazan las cifras (y siempre a la baja), es harina de otro costal.
Para hacerte una idea mira por ejemplo el contrato recién suscrito por Francia con Brasil.
El comentario de Genín, tiene quizás una gran dosis de ingenuidad, las armas españolas, matan y mucho, pero eso requeriría una explicación más larga.
Un nuevo Gandhi que lidere la lucha contra la guerra, no sé si surgirá, pero de lo que si estoy convencido, que cada día hay más personas sencillas que desde la voz de sus conciencias y desde sus posturas solidarias son los que acabaran con las ansias belicosas de los violentos,
Pero esto ¿Cuándo será?, ¿Cuándo acabaran las guerras?, quizás nunca, como te decía el catedrático de historia refiriéndose al pasado.
Es parte de la contradicción de los humanos.

KAMELUCHA--MELA dijo...

Creo que la ambicion y el ansia de poder,,ciegan a mucha gente,,y dejan morir a los debiles,,esta raza y que humana,,tiene tan poco de eso y tanto de egoismo,,que,,no se,,,haber donde va a parar....,
fijate,,armas convencionales..??
vaya,,,me gustaria saber..bueno noo,,para que...,el ansia por tener mas,,no se para ante nada..
besiñoss,,,