07 febrero 2009

La ignorancia y algunas ideas preconcebidas pueden causar daños incalculados e incalculables

Tendencia Vital publicó recientemente un cuento que me hizo mucha gracia para ilustrar como funcionan las ideas preconcebidas. Después de reirme un rato se me vino a la mente una reflexión del filosofo y sociólogo Edward Said (Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales) respecto a los, para muchos, irritantes "dogmas" que tanto abundan en el denominado "primer mundo" respecto a quienes viven en otros, catalogados como de menor rango:

“Occidente y el primer mundo suele medir a Oriente, a países del sur y al tercer mundo con los estándares de sus propias sociedades desarrolladas, por lo que demuestran un gran desconocimiento de sus realidades, condescendencia superior, estigma etiquetador muy rico en clichés culturales, un etnocentrismo cultural y un injusto tratamiento social desde los países centrales hacia los países periféricos.

De se modo se contribuye a aumentar la gran brecha existente entre el mutuo entendimiento, el justo mutuo conocimiento y el necesario mutuo acercamiento cultural.

Además merma las adecuadas ayudas al desarrollo que contribuyan a la corrección de las antiguas injusticias históricas coloniales, que todavía condicionan a las actuales estructuras políticas del tercer mundo, el subdesarrollo económico, social y cultural, que mantiene vigencia en el distanciamiento y el permanente conflicto de las diversas problemáticas entre el Norte-Sur y Occidente-Oriente de nuestro tiempo”."

Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada
Subscribirse a Observando



22 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

¡Como echo en falta a Edward Said! Su muerte fue un tremendo varapalo para quienes siempre hemos apoyado el acercamiento entre culturas. Supongo que el libro será una maravilla. Una magnífica recomendación.

Franziska dijo...

Así, para juzgar a los demás, nos tenemos a nosotros mismos. Vamos, por todas partes, con ese esquema.

Hace pocos días alguien trató de ridiculizar algo diciendo que era un cuento chino. ¿Cuántas personas tienen ese concepto equivocado sobre los chinos?

En algún lugar he leído que todos somos ignorantes lo que sucede es que todos no ignoramos las mismas cosas. Los prejuicios también habitan algunas doctas cabezas.

KAMELUCHA--MELA dijo...

Muy buen cuento..,,,,
pero si fuera un cuento,,es una
realidad del tamaño descomunal,,,
todas esas ayudas a los paises del tercer mundo,,,joo que decirte,,
muchiisima no llegan y mucho blabla, creo yo,,no se,,
es algo ,,siempre digo que somos egositas,,muy muy egoistas..,
besiñosss

Nelson Diaz dijo...

De nuevo por aca amiga disfrutanto de su excelente blog, y deseandole tambien un excelente y agradable fin de semana.
Un cordial y cariñoso saludo desde tierras venezolanas.

Ernesto dijo...

El cuento de los monos y las bananas guarda cierta similitud con el antiguo cuento conocido como "el banco pintado del cuartel".

En este caso, se trataba de seres humanos, uniformados y armados.

Hay decenas de enlaces en la red que dan cuenta de él.

Saludos.

silvia dijo...

Si desaprendiéramos, podríamos dejar de valorar otras culturas. Es pura ignorancia "aprendida", inseguridades y miedo a lo desconocido.
Un abrazo.

Genín dijo...

Después de la torre de Babel, continuamos sin entendernos...
Besos y salud

Marta dijo...

Es el mal del ombligo, que nos creemos que el nuestro es el centro del universo!!!!. Un post perfecto!!!.

tresa dijo...

Hola ! creo que todos podemos aprender de los demás .
!Saludos!

J. Marcos B. dijo...

Lo peor de los conquistadores "primer-cuatermundista" (si, "cuatermundista", porque los veo de los bajuno que existe), es que una vez que están instalado en un país que, en un principio dicen que van a ayudar a desarrollarse, desdeñan a la populacion local aplastándoles bajo sus egos pútridos. No hay respeto al ser humano, solo al dinero, como bien sabemos...


Abrazos.

Marcos.

Roberto Lone dijo...

Había leído algo respecto a este tema María en otro libro hace muchos años atrás. la parte que me quiero enfatizar y al mismo tiempo ella enfatiza tu publicación es: "Creemos que nuestras limitaciones son la madre de las limitaciones". Es decir, como dice este libro: ¿Que creemos que hay de extraño en los chinos? Sus ojos probablemente, sin embargo, para los chinos los ojos de los anglos son extraños.

Yo estoy convencido que el fin del ser humano es fusionarse en todas las culturas habidas y por haber, y es nuestro reto inmenso ekl fucionarnos haciéndole a la gente pensar, que se interrogue, para que vayan y busquen la verdad, y no que se dejen decir lo primero que les convence.

Yo soy una persona que pongo en duda todo lo que se dice, lo que e escribe y lo que se ha escrito. Valoro las acciones y los resultados en una manera de ver lo que es justo, equilibrado, humana espiritualmente hablando.

Zafferano dijo...

Por desgracia las varas de medir son distintas entre individuos de la misma sociedad. Qué esperamos entonces?

Un besote preciosísima!

Tendencia Vital dijo...

Agradezco a la líder de la monada muy especialmente por mencionarme en esta entrada, donde se destaca la obra de un escritor de lujo que habla para no perder el hilo, de ...países bananeros entre otras comparaciones.
Es increible los preconceptos, su fuerte arraigo y la miopía que existe al querer medir y comparar realidades sociales de contextos que son desconocidos por la mayoria, y sin embargo recurrimos inmediatamente a formar una opinión personal que tomamos prestada de urgencia para quedar bien parados políticamente y poder tomar decisiones. Saludos

O'Dasor De, LAM dijo...

i'm not that good at expressing myself in Spanish, though i understand it very well.

mi Ingles no es mucho mejor.

but, i thoroughly enjoyed today's post. i'm sure to visit again soon.

muchisimas gracias. :-)

..
.ero

Ricardo Musso dijo...

Salud María!

Excelente entrada!.
Parece que somos perseverantes en el propósito de hacer “trabajar las neuronas” con nuestros mensajes!.
Que bueno que así sea!. Creo que es un ejercicio que necesitamos para tomar consciencia de la REALIDAD!.
Y uno de los primeros pasos deberíamos dar para ello es ser el terminar con las hipocresías y llamar las cosas por sus nombre!.
Muy bueno el link que dejaste sobre la publicación de Tendencia Vital.

Cariños.
Rik

Jorge Gajardo Rojas dijo...

Hay mucho de razon en tu articulo.Pero algo que se habla muy poco son la diferencias de clases en el interior de las sociedades como latinoamerica.Inequidad sobre todo economicas.Muy pobres o muy ricos.El punto es que las 2 sociedades funcionan como 2 paises apartes.La muy afluente como el primer mundo,la otra como es subdedarrollada.La crisis actual es un ejemplo.El punto del libro se aplica a como ve una sociedad a la otra con esterotipos falsos

Mi vida en 20 kg. dijo...

Uf!! que tema, podria decir tanto, pero solo te comento que si entre nosotros mismos hacemos diferencias es imposible que los paises no las hagan y no se nos trate con igualdad.
Quizas me voy por otro lado, pero yo he sido tratada de "sudaca" en el aeropurto de Milan y debo decir que soy una sudaca orgullosa, porque sudaca soy, el problema es la forma. Viste me fui a otro lado jajaja...

Como sea amiga, gracias por todos tus comentarios en mi blog, siempre son un gusto leerlos.

Un beso

ainhoa dijo...

De todo y todos podemos aprender, solo hay que querer...
Te dejo un fuerte abrazo y disculpa por la tardanza pero estoy muy liada, voy sacando ratitos para estar por aqui.

Ricardo Tribin dijo...

Asi es mi muy querida Maria.

De alli que el decir " Con la misma vara que midas....seras medido" es actual en todo momento.

Una brazote bien grande

Alejandro Kreiner dijo...

En occidente se mide absolutamente todo... desde la estatura... hasta el dinero de la cuenta corriente.

Saludos.

Yira dijo...

Esto es muy interesante y con muchas razones. Conozco varios que si usan la raza, cultural, situacion social y economica para juzgar las personas. Desafortunadamente, meten a todos los de esa raza en el mismo rango sin embargo los que juzgan de esa manera han dejado de verse en el espejo. como dijo Silvia, "ignorancia aprendida" asi que somos nosotros que tenemos que ensenar a los chicos que toda cultura debe ser respetada y apreciada por lo que son y no comparada con lo que somos nosotros.

Gonzalo («Darabuc») dijo...

No sé qué me gusta más: si ver una nota sobre Edward Said o si verla con 21 comentarios...