28 diciembre 2010

En tiempos tan agitados un regalo de paz, de sosiego, de harmonía, de comprensión, de empatía y de amor

La atención plena se sitúa en el corazón de la meditación budista, pero su esencia es universal y tiene un profundo beneficio práctico para todo el mundo. Con frecuencia, nuestra mente no es consciente de las múltiples posibilidades que encierra el momento presente y de su belleza única, ya que nuestra naturaleza alberga una tendencia al automatismo que nos aleja del contacto con el único tiempo que tenemos para vivir, crecer, sentir, amar, aprender y darle forma a las cosas.


Por fortuna nuestra mente también tiene la profunda capacidad innata de ayudarnos a despertar a la atención plena y así poder usar nuestros mejores momentos en nuestro propio beneficio, en el de otros y en el del planeta en el que vivimos. El cultivo de la mente que conduce al despertar pleno se le denomina meditación.

En este libro, Jon Kabat-Zinn nos muestra el camino para practicar la meditación y desarrollar la atención plena en nuestras propias vidas. Se dirige tanto a los que llegan a ella por primera vez como a aquellos practicantes experimentados, a todos aquellos que desean disfrutar de todos los momentos enriquecedores de la vida.

Lo he traído aquí porque en estos momentos tan estresantes que estamos viviendo este libro podría aportar luz cuando está oscuro y paz cuando hay agitación.

Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada Subscribirse a Observando

11 comentarios:

María dijo...

Gracias por traernos este libro, me parece muy interesante todo lo relacionado con el mundo budista, y precisamente, como tengo que regalar libros en estas fechas, intentaré a ver si puedo hacerme con él.

Te deseo un feliz año 2011 lleno de amor, paz y felicidad.

Un besazo.

Franki dijo...

Siempre es interesante aprender un poquito mas y sobre todo cuando tiene que ver con el mundo de la meditación, tan necesaria y que tan poco practicamos.
Tomo nota y muchas gracias por la pista.
Un beso

Terox dijo...

Voy a buscarlo...

Feliz Año!!!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Intentaré leerlo, aunque me cuesta bastante porque mi vista está fatal.Creo no obstante que sería incapaz de meditar, mi cabeza siempre está de un sitio a otro sín concentrarme en algo especial, yo le llamo mis viajes siderales, me voy con una facilidad que espanta.Un beso.

Franki dijo...

Hola maría. Si, lo de las costillas , es una bromita:). Estos días con tantos abrazos, uno se resiente:)).
Besos

Alejandro Kreiner dijo...

Gracias por la recomendación, es importante liberarse de las tensiones.

Felices Fiestas y próspero 2011.

JL Salgado dijo...

Cuando pensar te daña,
no dejes de pensar,
no es el pensar
lo que te daña,
sino lo pensado.

Feliz 14500002011 (ma o meno)

Cristina dijo...

Hola Maria,

La pregunta es.... ¿funciona?

Tomo nota del título.

Besos,

Feliz año!!! Con brindis of course

Maria dijo...

Besos MARIA. Muchas gracias por esta visita y por estar cerquita durante todo el año que se va. Ojalá que el entrante nos permita seguir "viendonos" como en los anteriores. Muchos besos.

FRANKI gracias por tu visita. Con o sin libro con o sin meditación te deseo lo mejor para el año que viene y que sigamos en contacto. Saludos

TEROX un abrazo con mis mejores deseos para este y todo los años venideros. Gracias por pasarte por aqui.

MARIA EUGENIA, gracias por tu visita. La verdad es que eso de "meditar" no me decía absolutamente nada, tampoco me atraía la idea ni sus connotaciones un tanto "folcklóricas" y pandereteras. La realidad sin embargo es algo distinto. Feliz fin de año, un beso.

Feliz fin de año ALEJANDRO y que el entrante te sea propicio y libre de tensiones. Un abrazo.

Don JL Salgado ¡Gracias por pasarte por estos lares! Tus comentarios siempre tiene ese "puntito" que me gusta, y además encierran verdades universales y guiños como en este caso. ¿Tanto años hemos vivido ya? Con lo jovenzuela que me siento, caray. Un abrazo con el deseo de que el año entrante sea menos plomizo (plomazo) que el anterior.

Hola Cristina. Bienvenida. La verdad es que sí, funciona, y además es muy sencillo, aunque le han echado tanta parafernalia que lo bueno y sencillo de pararse unos minutos para respirar, (dejando la mente en descanso pero observando) parece que se escapa. Feliz año nuevo y que sigamos "viendonos" por aqui (o por allá)

Toupeiro dijo...

¡Feliz año!

Maria dijo...

Gracias TOUPE y para tí lo mejor de lo mejor.