25 octubre 2007

El futuro de la humanidad: una noticia buena y otra mala

En unos 100.000 años la humanidad estará dividida solamente en dos grupos diferenciados. Ya no habrá niveles de belleza, grandes variaciones de estatura, ni multiplicidad de razas. Seremos algo parecido a lo que contó HG Wells, en su libro La Máquina del Tiempo, según un experto en teoría evolutiva de la Escuela de Económicas de Londres.

El Dr. Oliver Curry cree que habrá sólo dos clases, una genéticamente superior, inteligente, creativa, atractiva, alta, delgada y con buena salud, y una subclase de escasa inteligencia, fea y bajita, algo parecida a los duendes.

El declive comenzaría a partir del año 3000, como resultado de la dependencia de la tecnología, después de que la actual raza humana haya llegado al máximo de su excelencia cuando la cuidadosa selección de pareja sexual se habrá convertido en costumbre. La gente se volverá cada vez más exigente al elegir pareja, y esa será la causa de la subdivisión de la especie, ha dicho Oliver Curry.

Mucho antes de que eso ocurra, dentro de unos mil años, los humanos serán gigantes de entre 1.85m y 2.20m, con una esperanza de vida de 12o años, dice Curry. Las diferencias raciales iran desapareciendo debido a la mezcla de razas y los rasgos seran uniformes y de color café, con leche, se supone, porque el autor del artículo de la BBC no puntualiza.

Además mejorará el aspecto físico de los hombres porque serán más atléticos, más juveniles, y tendrán la barbilla más cuadrada, y su simetría facial tambien será mejor. Además tendran voces más profundas, serán más fértiles y tendrán un pene más grande.


Las mujeres por su parte desarrollaran facciones regulares y una piel sin vello más fina y suave . Tendran el pelo brillante, grandes ojos de mirada limpia y un pecho "descarado", según el Dr. Curry.

La mala noticia

Sin embargo, según el Dr Curry dentro de 10.000 años los humanos podrían haber pagado el precio genético de haber dependido tanto de la tecnología que satisface todas sus necesidades. Esto les podría convertir en algo parecido a taimados animalitos domésticos. Podrían perderse las habilidades sociales como la comunicación y la interacción con otros, junto con sentimientos como el amor, la simpatía, la confianza y el respeto. Incluso podrían llegar a ser incapaces de cuidar de otros o de trabajar en equipo.

Después de tantos siglos de consumir comidas elaboradas industrialmente y de haber masticado menos, las barbillas comenzarían a retroceder, lo que daría a los futuros humanos un aspecto más juvenil pero podrían tener problemas de salud porque ésta dependería más de la medicina que de la capacidad natural para luchar contra la enfermedad, lo que resultaría en sistemas inmunes más débiles.

No parece una imagen muy romántica del futuro de la humanidad. Lo que más llama la atención de toda esta información es que aunque el ser humano seguirá siendo tan imperfecto como siempre, si la tecnología lo convierte en un taimado animalito doméstico posiblemente habrá llegado el momento en que deje de matar a sus semejantes. El resto de su evolución tal vez no sea tan importante.

2 comentarios:

manitanegra dijo...

Senora MAria :Pero que grande sos comentando el mundo con el rabillo del ojo! se os oye las risitas por entre los puntos y las comas : jejejejajijiiiii
Pienso que mientras haya personas como vos en este mundo, la raza humana no puede mas que mejorar
Su manita negra que besa sus piés

Maria dijo...

buenos dias manitanegra, gracias por tu visita y tus comentarios. La verdad es que si, tienes razón, hubo momentos en que sonreí al escribir esa entrada.
Espero verte pronto de nuevo
por aqui
Saludos