15 noviembre 2007

Los alimentos del ánimo

Cuantas veces he dicho, o he oido decir, como en la canción "hoy no me quiero levantar", y no precisamente porque en el fin de semana lo pasara fatal, sino porque esos días uno anda cabizbajo y dolorido, muchas veces sin saber por qué. Aunque cuando la situación es prolongada y el dolor intenso me parece que lo mejor es ir al médico, porque puede tratarse de una depresión en toda regla que necesite un diagnóstico, otras, muchas, veces puede ser que no se haya estado comiendo adecuadamente por culpa del trabajo, las prisas, o la jarana.

Hay "bajones" largos y pesados del estado de ánimo que estan relacionados con la comida. La gente, por ejemplo, hace dietas de adelgazamiento, elimina platos habituales como las legumbres y el pan porque dicen que engordan eliminando con ello nutrientes esenciales, o simplemente se salta algunas comidas.

Tambien las dietas anticolesterol pueden llevar a niveles demasiado bajos de proteína y el buen humor decae, pero afortunadamente vuelve en cuanto se corrige esta deficiencia porque aumentan inmediatamente los niveles de serotonina en el cerebro (Dupuy, 1995). Uno de los aminoácidos que más influye sobre el ánimo es el triptofano, aminoácido esencial y precursor de la serotonina, que se encuentra en abundancia en el pavo, el pollo y en las espinacas que son bajos en grasas. Y tambien en el marisco ¿Qué mejor que una mariscadita para levantar el ánimo?

Si los mensajes que llegan del cerebro no son tan positivos como quisiéramos podrían faltar las vitaminas del grupo B en la dieta y especialmente el ácido fólico, la vitamina B9, la vitamina B12 y la B6, además de los ácidos grasos esenciales Omega 3 .

El ácido fólico y la vitamina B12 funcionan juntas en muchos procesos bioquímicos. Hay varios estudios que demuestran que aproximadamente el 31-35% de las personas deprimidas muestran un deficient de acido folico (Alpert, 1997). Además esta carencia tiene otro inconveniente en enfermos de depresión: impide el funcionamiento correcto de los antidepresivos.

Aunque es menos común un bajo nivel de vitamina B12 puede ser causante de la depresión. Existe amplia investigación científica que demuestra que una alimentación normal que contiene carne, pescado, queso, huevos, legumbres y hortalizas de hoja verde, aporta cantidades suficientes de esta vitamina. Solo se necesitan cantidades pequeñas, como se aprecia en la pirámide alimenticia.

Tambien se ha demostrado que cuanto más bajos son los niveles de ácidos grasos omega3 peor es el estado de ánimo porque juegan un papel relevante en el funcionamiento del cerebro, y entre otras cosas, son responsables de los mensajes que emite. Para que esos mensajes sean animosos se puede comer salmón, atún, y otros pescados grasos incluso en pequeñas cantidades. Con 100 gms a la semana ya va uno servido. Además se encuentran tambien en grandes cantidades en las nueces, en los aceites y en las pipas de calabaza y girasol.

Para mantener el buen ánimo tambien hace falta consumir minerales como el calcio, el magnesio, el Zinc, el cromo, el hierro y el potasio, sobre todo si uno se siente además cansado, débil y lloroso.

6 comentarios:

Senior Manager dijo...

Guaooo, no dejaré de tomar mis suplementos vitamínicos nunca más. Aunque no hago dietas, trato de comer lo más sano posible incluyendo alimentos de todos los grupos y limitando las grasas. Acabo de pasar tu post a Word para editarlo y hacer una especie de listado que voy a colocar en algún lugar de mi cocina para tenerla a mano...gracias

Maria dijo...

De nada mi "arma". Ya le haremos un marquito con photoshop tambien, je je. No dejes que te contagie mucho, a lo mejor acabas como yo, embarcado en maratones gastronómico-culinarios.

neurotransmisores dijo...

Bueno, la depresión se da más en los países teóricamente mejor alimentados.

Maria dijo...

Hola neurotransmisores. Como siempre me alegra mucho verte por aqui. Gracias por tu visita.

La gran pregunta que yo me hago sobre lo que comentas es precisamente si no es tambien la industrialización alimentaria la que esta provocando que haya una carencia de nutrientes y sus correspondientes problemas sanitarios. Es increíble la cantidad de alimentos que vienen ya con sus suplementos añadidos, sobre todo en Estados Unidos. Por si solo creo que este dato ya es indicativo de algo. Por otra parte la evidencia del binomio "bienestar-problemas psiquicos" que se da en los países más ricos merecería un repaso. Las cifras de suicidios en algunos países son muy llamativas.

intoku dijo...

Muy inetresante María, gracias.

De hecho, es curioso (y desalentador a la vez) que el ser humano tiende naturalmente a la depresión.

En el caso de ausencia de los estímulos necesarios (hijos, trabajo, retos, alimentos por supuesto) nos quedaríamos en el sofá de casa viendo la vida pasar... por la TV, evidentemente.

Como Senior Manager, me imrpimo el post!!!

Saludos,
Intoku.

Maria dijo...

Hola Intoku

No sabía de esa tendencia natural del ser humano hacia la depresión, aunque tampoco me sorprende porque no creo que estemos hechos para el sedentarismo en el que vivimos ¿hablamos del ejercicio aeróbico y las endorfinas? Tienes el don de darme ideas, je je. Otra razón por la que agradezco tus visitas.