02 diciembre 2007

El debate que no cesa: la ingeniería genética

Justo cuando creíamos que se acabaría el acalorado debate sobre las células madre, con la publicación de un avance espectacular que hace innecesario el uso de embriones porque ahora pueden obtenerse de la piel, se publica en la revista científica Nature la clonación de un primate.

Con estas dos técnicas se podría abrir la puerta a una medicina "personalizada" como solo se puede imaginar en la ciencia ficción, y crear células madre de cualquier individuo con la esperanza, en un corto espacio de tiempo, de poder curar o mejorar considerablemente enfermedades degenerativas incurables hasta ahora. Ya no serían necesarios los tratamientos inmunológicos para evitar el rechazo que plantea un transplante puesto que las células clonadas procederían del propio paciente, no de un extraño con un ADN diferente. En teoría, con este material genético se podría llegar a clonar un ser humano.

Sin duda esta posibilidad abrirá un nuevo y encendido debate ético-moral y se harán nudos en muchas gargantas ante el pavor que produce, no ya la investigación científica, sino los "demonios" que la pueden llevan a cabo. El miedo es inevitable cuando la imaginación se pone a trabajar. Difícilmente se puede evitar evocar imágenes de científicos trastornados o gangsteres sin escrúpulos y lo que pudieran hacer con esa tecnología en laboratorios clandestinos. Miguel Angel Rodriguez, el ex portavoz del PP, ya la semana pasada avisaba a Bernat Soria de los peligros de la ingeniería genética. Bernat Soria, como científico, levantaba los ojos al techo con reposada impaciencia como diciendo ¡que sabrá este!

6 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Si, da un poco de miedo. Además que pasa con el cerebro, con lo aprehendido.

Maria dijo...

Buena pregunta ¡si señor! Pero no creo que hoy tenga nadie una respuesta.

Senior Manager: dijo...

Algunos laboratorios tienen la tecnología y el conocimiento, también algunas herramientas, pero creo que aún no es posible crear un ser humano a partir de otro con éxito, habrán de pasar algunos años más. Mientras tanto, esperemos que los gobiernos que poseen dicha tecnología creen las leyes necesarias para que sea utilizada sólo con fines médicos y nunca para fines diferentes, ni siquiera tentados por el cuantioso negocio que podría surgir desde allí.

zanzara dijo...

Pues es verdad, qué sabrá el Sr. Rodríguez de la ingenieria genética y de todo lo que nos pueden ayudar este tipo de avances.

A mí me parece muy bien que se investigue, lo que debería de estar muy cuidado es la aplicación que se haga de los descubrimientos, quiero decir, que se utilice únicamente para un fin médico curativo y no para expirementear en clonar personas.

Un beso!

Maria dijo...

Senior, creo que una vez que se ha clonado un primate, aunque haya salido un tanto escuchimizadillo, la técnica no será muy diferente para hacerlo con humanos, pero confío en que se cumplan tus expectativas porque me cuesta creer que llegara a ser legal.

Maria dijo...

Zanzara, aun siendo para fines médicos creo que lo tendrían bastante difícil. Seguiré atenta para ver que ocurre.