17 enero 2008

De amores eternos y de hormonas

tiempo de lectura: 1m 40s

Hace ya años que se comprobó que el enamoramiento no era cosa del corazón, sino más bien un asunto hormonal, una cuestión de feniletilamina. El descubrimiento de la vinculación de la feniletilamina con el amor se inició con la teoría propuesta por los médicos Donald F. Klein y Michael Lebowitz del Instituto Psiquiátrico de Nueva York que sugirieron que el cerebro de una persona enamorada contenía grandes cantidades de esta sustancia que sería la responsable de las sensaciones y modificaciones fisiológicas que experimentamos cuando nos enamoramos.

En otro momento se relacionó el amor con la
oxitocina, entonces considerada como la hormona de la maternidad por el papel que juega en la distensión del útero y el parto (Du Vigneaud recibió en 1955 el premio Nobel por su sintetización), y se siguió hablando de la cifra ya casi mágica de 3 años enlazando evolutivamente la duración del amor con el tiempo de crianza del bebé.

Después apareció la Dra Helen Fisher de la Universidad Rutgers y su libro Por qué amamos. Naturaleza y química del amor romántico, al que siguieron varios más de otros autores que explicaron que el enamoramiento tiene fecha de caducidad porque con el tiempo, dijeron, el organismo se va haciendo resistente a los efectos de esa sustancia y toda la locura de la pasión se desvanece gradualmente.


Desde entonces ha variado la duración entre los 18 meses y los 3 años de Fisher aumentando según quien escriba hasta 7 años, pero por el trabajo que se viene realizando parece más probable que sea la actitud hacia la pareja, tanto sexual como afectivamente, lo que influye en la duración de la relación porqu recientemente la oxitocina se ha asociado con la generosidad, con el apego y con la ausencia de miedos y la confianza para entablar relaciones por lo que algunos la llaman la "molécula de la monogamia" o "molécula de la confianza". Y finalmente ayer United Press International (UPI) publicó que la necesidad de relacionarse sexualmente mantiene a las parejas unidas y no decae con la edad ya que según un estudio realizado en la Universidad de Chicago, considerado como uno de los más ambiciosos en el ámbito de la sexualidad, la frecuencia de la actividad sexual solo decae muy ligeramente entre los 50 y los 70 años.

Además otro estudio realizado en una universidad de Maine por Rick Thompson, catedrático que imparte cursos sobre hormonas y comportamiento, comportamiento social, y neurociencias del comportamiento, aclara que la química cerebral afecta a la forma en que la gente crea lazos afectivos y que es la oxitocina la responsable de que así sea. "El fortalecimiento de los lazos afectivos a través del sexo, o más románticamente, el amor profundo, dice, puede ser el resultado de la acción de la química de esta hormona en el cerebro". Otra muy buena razón para mantenerse sexualmente activos con la pareja habitual a añadir a las 12 ya expuestas en
el sexo nuestro de cada día.
Blogalaxia







Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada
Subscribirse a Observando
Technorati Profile

39 comentarios:

neurotransmisores dijo...

En el mundo occidental parece que todo queda resumido a la materia.

Maria dijo...

Puede que así sea Neurotransmisores, pero para mi eso no cambia el hecho de que querer y sentirse querido sea sublime. Gracias por tu comentario

Noe dijo...

Si si así es, como en todo hay un componente , químico, físico da igual, el hecho es que nos hace falta para respirar, todo el mundo mujer, hombre, caracol, o el ejemplo que queráis necesitan a alguien a su lado, unos dirán físico otros le dirán amor, pero la comida, o el reírse también es algo químico que beneficia y lo aceptamos como:

-que buen chiste
-me parto de risa.
son cosas que si tuvieras, la mente mas abierta y fuéramos capaces de verlas cosas con diferentes " ojos ", seguramente nos daríamos cuenta de muchas cosas, por que también existe la otra cara del post escrito por María y para ello debemos atenermos al principio filosofico de la Navaja de Occam, la cual nos acerca a la realidad mas objetiva, manteniendo mas cerca de este universo del que formamos parte, (parece muy de secta, pero es la definición mas clara ), una frase que la describe muy bien, encontrada en internet, en concreto ( http://usuarios.lycos.es/Chultun/occam.html ), dice lo siguiente :"Entia non sunt multiplicanda sine necesitate" (los entes no deben multiplicarse sin necesidad o no expliques por lo más lo que puedas explicar por lo menos), vamos que lo mas simple es casi mas seguro que sea la correcta, es mucho tema a hablar y no tengo tantos conocimientos, saludos

mi despertar dijo...

Me has hecho divertir. No sé donde te encontré pero no pienso perderte

Antoniorme dijo...

Está muy bien que queramos entender los procesos químicos que generan cada una de las reacciones de nuestro cuerpo, pero son solo una parte del proceso, también esta el emocional, el mental y luego el físico, pero antes que el físico, se dan una serie de situaciones hasta llegar ahí, no aparecemos por generación espontánea enamorados de alguien ni enfermos de algo...

me sigue encantando leer tu blog, gracias por escribir.

un saludo.
Antonio

mreina dijo...

Espero que la molecula de la confianza venga con la gripe de este año asociada. Gracias por tu trabajo. Me encanta

Maria dijo...

Hola Noé. Al pelo me ha venido tu explicación de la navaja de Occam. Me ha traido al recuerdo aquella canción de Mecano:
Quise cortar la flor
más tierna del rosal,
pensando que de amor
no me podría pinchar,
y mientras me pinchaba
me enseñó una cosa
que una rosa
es una rosa
es una rosa...
Aunque toda ella sea puritita bioquímica es la imagen misma de lo bello.


Bienvenida a este humilde blog Despertares. Yo tampoco sé muy bien cómo te encontré y tampoco te perdí, ya hace tiempo de eso.


Hola Antoniorme, me alegra verte por aqui de nuevo. Creo que lo que sentimos no pierde valor porque sea bioquímicamente explicable. De los grandes amores, de las grandes pasiones y de los grandes sufrimientos han surgido obras grandiosas.

Hola mreina: Gracias por tu puntito de humor, no hay nada que produzca endorfinas como unas risillas. Y pensándolo bien ¿quien sabe? Si la gripe no trae endorfinas le podrían colar "un algo" a las vacunas ¿no? ¡Menudas colas en el ambulatorio!

La interrogación dijo...

La verdad que química, física, psicología, todas andan buscando la razón del amor.
Yo creo que ese afán de explicarlo todo no hace más que cosificar. cada uno cuenta lo que quieren oir los demás pero la esencia del amor, espero, perdura en nuestro corazón. Yo quiero seguir amando sin estudios que avalen que puede durar años o extinguirse en minutos.

un beso

Senior Manager: dijo...

Indudablemente y visto desde el punto de vista científico, el amor es química simple y pura como resultado de siglos de evolución y adaptación de nuestra especie al entorno en que vivíamos...y digo vivíamos, pues actualmente hemos evolucionado tecnológicamente sin haberlo hecho biológicamente, por lo que seguimos actuando químicamente sin realmente necesitarlo... No obstante, y a pesar de las hormonas, creo más en el amor espiritual y romántico (el que llaman bonito) aunque tenga detrás una pared química apoyándolo, eso me ayuda a ver a nuestra especie de una forma más filosófica que fisiológica.

Yurgen dijo...

Me parece muy importante que se conozca la bioquímica del amor porque puede ayudar a comprender tambien el desamor. Se sufre mucho cuando llega y entenderlo nos libraría del odio que es la otra cara, de los reproches y de la sensación de haber sido abandonados sin comprender por qué. Todo lo que publiques sobre este tema me parecerá poco.

Fibrix dijo...

Somos química en el mismo comienzo de la vida, aunque algunos se empeñen en darle un tiempo determinado a su origen.

Yo por si acaso voy a tomarme un cubata de oxitocina fresquito. Lo mismo hasta esta bueno oiga.

Excelente post.

Adolfo Calatayu dijo...

Francamente prefiero seguir pensando a otro nivel,y no reducir la cuestión a la Química...
Es como preguntarse la naturaleza de la realidad,o el sentido del Tiempo; existen más de mil explicaciones y todas son verdad y mentira al mismo tiempo,no te parece?
Muchas gracias por pasar por mi blog,yo por mi parte prometo volver.
Un beso

Toupeiro dijo...

El amor !!!! Que bonita palabra.
Dar amor.
Hacer el amor.
Recibir amor.

Natacha dijo...

Con química o sin ella... miro cada mañana a mi lado y ¡Oh! en la almohada contigua a la mía sigue ese ser maravilloso del que me enamoré hace... 25 años, cuando solo era una niña... Sigue provocando en mí ese extraño desasosiego cuando se aleja. Bendita química.
Un saludo
Natacha

Agnóstico Apático dijo...

Fíjate, hace no mucho me pasó algo raro. Debió ser un enamoramiento. El caso es que estuve investigando sobre las hormonas porque notaba como la química acutaba sobre mi organismo. Y dí con la oxitocina. Desde entonces no se me quita esa palabra de la cabeza, aunque ya no circule por mi cuerpo. ;-) Saludos.

david santos dijo...

Hola, Maria.
Nuestro mundo parece quererlo ásí: materialmente.
Gracias

Conciencia Personal dijo...

Me revelo en pensar que el amor tenga fecha de caducidad, como un producto, un medicamento...y sí es hormona, fisiológico tendré que observarme más...

Interesante artículo, María.

Del país azteca, Monique.

Theodoro dijo...

Hola, María.

Mi mujer, por razones que ignoro, siempre me ha creído cuando le doy argumentos "científicos."

Confieso que he abusado de ello, pero eso es una digresión en este comentario. Ja.

Sigo: Valiéndome de esa circunstancia, y tomando los datos que has publicado, tengo motivos para convencerla de que me siga soportando y, creo, incluso, amando.

A mis cincuenta y once, no está mal.

Saluditos, María.

Excelencia hay en tus blogs.

Alfredo, o Theodoro

Franziska dijo...

Venir a visitarte es encontrarse con un tema interesante y, además, planteado de una manera racional. Todavía no ha explicado ningún sabio por qué razón algunas personas tienden a enamorarse de quien no les corresponde en lo más mínimo. Esto me ha sucedido a mí en ambas direcciones y es una experiencia inexplicable. Carece de emoción y yo diría que es un fastidio, ver a alguien enamorado de ti cuando tú no tienes el menor interés por semejante criatura. ¡Qué mal te sientes cuando es al contrario! Este es el auténtico sufrimiento.

Adonai dijo...

La ciencia trata de explicarlo todo y lo que hoy se admite como cierto quizá mañana no lo sea, lo hemos visto muchas veces. Sin despreciar estas teorías, se habla mucho del amor y muchas veces el concepto que cada cual tiene sobre el mismo puede ser tan diferente como una hormiga y un elefante. Para mí el amor es una fuerza que va mas allá de la química y de la física, es más, en una de sus manifestaciones es lo que permite que los átomos puedan reunirse en moléculas y formar entidades cada vez mas complejas hasta llegar a materializarse en el plano físico donde, entre otras cosas forman los compuestos químicos. Creo en la fuerza del amor en el mas amplio sentido, y que los seres humanos lo vivimos cada uno hasta donde somos capaces o queremos. Yo me he sentido amado al contemplar un atardecer, siendo acariciado por un gato o al recibir un contratiempo que se ha convertido en una bendición. Incluso me siento amado por seres que ya no están aquí, y yo tengo feniletilamina, pero creo que ellos ya no. Me he extendido un poco, lo siento, de verdad que me contengo pero, ¿serán mis hormonas que me impelen a expresarme de esta manera? Besos

Senior Manager: dijo...

María que buen post...lo he recomendado a mi círculo más cercano y de paso lo volví a leer comentarios incluídos...Se trata de un tema que evoca sentimientos e invita a reflexionar...

Maria dijo...

La Interrogación: Tambien la risa es pura química y mueve 400 músculos y que sé yo que más, pero ¿y lo que se disfruta riendo? Gracias por tu visita y por tu comentario. Besitos.



Hola SM, como siempre me alegra ver tu nombre en la columna de comentarios, resulta estimulante. Es comprensible que prefiramos pensar en el amor romántico, en la espiritualidad o en el alma. Creo que es un poco así para todo. La gastronomía, por ejemplo, tambien es pura química, pero lo que importa es que un asado de cordero con patatitas está rico, rico, rico. ¿A que sí?



Hola Yurgen: Bienvenido y gracias por compartir tu opinión. En general creo que los conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro y en este caso de las emociones servirá a la larga para ser mas comprensivos y tolerantes unos con otros y seguramente, como dices, disminuirá el juicio apresurado y los reproches. El tiempo nos dirá.



Hola Fibrix. Muchas gracias por la sonrisilla. Oxitocina con burbujas. Huuum ¿Chispeante? ¿Estaba rico? La imaginación al poder. Tienes que volver a contarnoslo ¿lo prometes?



Hola Adolfo: Gracias por acercarte. Fijate, me has hecho recordar otros tiempos y alguna que otra explicación sesuda sobre la naturaleza de una puesta de sol. Y entonces pensaba en aquel rubillo con quien la compartí en ocasiones. Nada más lejos de mi mente que el funcionamiento de la naturaleza en aquel momento, je je.

Porteña dijo...

A mi me contaron hace poco un chiste sobre el enamoramiento: se dice que los enamorados son abducidos por marcianos diminutos que se instalan en el cerebro y de ahí controlan las acciones y emociones de la persona "enamorada", por ende hace muchas tonterías, dice las palabras más dulces y no repara en gastos a la hora de regalar; pero pasado un tiempo, el marciano lamentablemente no sobrevive, y el humano abducido recupera el control de su mente y sus acciones, y es ahí cuando se termina el romance. Y de ahí viene el dicho que cuando la pareja entra en crisis, es porque a alguno "se le murió el marciano".
Pero más allá del chiste, es cierto que el amor es fundamental en la vida del ser humano, y quien lo corresponde no es sólo la pareja, sino también las amistades, los hijos, las mascotas, un grupo social, etc.

Un abrazo desde algún lugar de Buenos Aires

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Maria, muchas gracias por el interés y el afecto que me has transmitido en estas semanas.

Como es habitual en tus post, resulta interesante, riguroso y documentado lo que escribes sobre los amores y las hormonas.

En este campo soy un auténtico profano. Me refiero al aspecto profesional.

Por lo que describes, entiendo que la oxitocina tiene un papel importante sobre "el amor profundo".

Se me viene a la cabeza, por ejemplo, el pasmo que le ocasionaría a los poetas mas afamados de siglos pasados, conocer la evidencia cientifica que ahora se ha demostrado.

Saludos.

Bandini dijo...

Yo no entiendo mucho de estas cosas del amor y la biología, pero una cosa supongo está clara y es que somos un cuerpo y por tanto todas nuestras experiencias se reflejan en él.

Me imagino que lo importante es saber cada vez más en todas las materias para poder actuar en consecuencia.

Un saludo

Maria dijo...

La Interrogación: Tambien la risa es pura química pero ¿y lo que se disfruta riendo? Gracias por tu visita y por tu comentario. Besitos.


Hola SM, como siempre me alegra ver tu nombre en la columna de comentarios, es estimulante.

Es comprensible que prefiramos pensar en el amor romántico, en la espiritualidad o en el alma. Creo que es un poco así para todo. La gastronomía, por ejemplo, tambien es pura química,proteinas, y todo eso, pero lo que importa es que un asado de cordero con patatitas está rico, rico, rico y con toda su química produce mucho contento y satisfacción.


Hola Yurgen: Bienvenido y gracias por compartir tu opinión. En general creo que los conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro y en este caso de las emociones servirá a la larga para ser mas comprensivos y tolerantes unos con otros y seguramente, como dices, disminuirá el juicio apresurado y los reproches. El tiempo nos dirá.



Hola Fibrix. Muchas gracias por la sonrisilla. Oxitocina con burbujas. ¿Chispeante? ¿Estaba rico? La imaginación al poder. Tienes que volver a contarnoslo ¿lo prometes?



Hola Adolfo: Gracias por acercarte. Fijate, me has hecho recordar otros tiempos y alguna que otra explicación sesuda sobre la naturaleza de una puesta de sol. Y entonces pensaba en aquel rubillo con quien la compartí en ocasiones. Nada más lejos de mi mente que el funcionamiento de la naturaleza en aquel momento, je je.

intoku dijo...

Hola María. Estoy de acuerdo con la opinión generalizada de tus lectores: te superas en cada post.

Se nota que piensas antes de escribir y esa dosis de estructuración se nota y se agradece.

Saludos,

Intoku.

Zafferano dijo...

A mí me da que la oxitocina no es... Tuve un parto largo y complicado, monitorizada y recibiendo dosis de oxitocina durante toda la noche. Odié tanto al médico que me la puso...!


Besos linda, he leído algo sobre este tema y me parece apasionante.

Maria dijo...

Pues ya ves Porteña, yo no sabía eso de "se le murió el marciano" y ahora parece que el marcianito sobrevive. Quizás lo que pasa es que no lo alimentábamos bien. Mucho amor, si, y que vaya y venga de donde sea, da lo mismo, hijos padres, parejas, amantes o mascotas. Un saludo y gracias por tu visita y por tu comentario.

Salud y amor toupeiro y a ser posible tambien pesetas o €, je, je. Me alegra tu visita, gracias.



Hola Natacha: Bendita química desde luego. Lo tuyo es un verdadero canto a la oxitocina. Un abrazo y gracias por tu visita.


Agnóstico yo creo que te vendría bien uno de los cubatas oxitocínicos de Fibrix. Y si es en compañía femenina paqué te cuento. Gracias por la visita y la sonrisa.



Hola David, bienvenido. Bueno, la emoción es química pero ¿y el intercambio de sentimientos?
Un saludo y muchas gracias por por pasarte por aqui.

Hola Monique, bienvenida. Siempre se dijo que el amor hay que alimentarlo para que no caduque. Parece que la ciencia lo confirma.


Hola Alfredo/Theodoro. Me alegra verte de nuevo y te agradezco el comentario y el apoyo.
No está nada mal lo tuyo/vuestro, pero viéndote tan creativo como se aprecia en tus blogs tampoco me sorprende demasiado.
¡Mas madera! como decía Groucho Marx y que siga la cosa hasta los noventa y once ¡por lo menos!

Hola Franziska: Recuerdo haber leído algo sobre el tema del amor no correspondido pero ya no recuerdo bien los detalles. Estará en alguna estantería, lo buscaré a ver si merece la pena escribir sobre ello. Muchas gracias por tu visita y tu apoyo. Un abrazo.


Hola Adonai: Creo que es muy cierto lo que dices. Cabría incluso trabajarse un post sobre las grandes equivocaciones de la ciencia. Buscar y/o medir las respuestas bioquímicas a una emoción está muy bien, en eso parece haber igualdad entre los individuos pero, como dices las cosas van mucho más allá porque no es lo mismo una emoción que un sentimiento, ni tampoco son iguales sus manifestaciones. Me ha encantado leer tu reflexión, muchísimas gracias.


Hola de nuevo SM. Me encanta verte por aqui de nuevo y me anima a reflexionar apenas un poquito más sobre emociones, pasiones y sentimientos. Me parece que habrá mas noticias sobre este tema, la investigación continúa, estaré al tanto para cuando surja algo relevante. Te agradezco el comentario y tu apoyo. Un abrazo.

Ernesto: Un alegrón comprobar que tu brazo ya te permite escribir. ¿Ya empezaste la rehabilitación? Los poetas al leer estas cosas rezongaran sin duda, pero a fin de cuentas ¿no fueron ellos quienes le escribieron a los latidos del corazón? Más físico y más material que ese órgano musculoso no puede ser lo que pasa en el cerebro. Seguro que pronto aparece algun poema romántico a la oxitocina...

Bienvenido Bandini: Comparto tu opinión, somos un cuerpo pero parecería que hasta hace poco el cuerpo solo llegaba hasta el cuello, de ahí para arriba nada era físico o material. Y las cosas del corazón se llaman "cardio-noséqué" si lo son.

eKaizen dijo...

De acuerdo que el amor es tan fuerte que inicialemnte es química; hace que aparezca la física e incluso en caso de ruptura puede dar paso a las matemáticas.
Pero además, hoy en día, con las nuevas formas de interacturar por medio de la red, también puede haber un punto de tecnología.
La fuerza del amor.
Enhorabuena a todos los enamorados.
Saludos

Maria dijo...

ja, ja EKaizen, te ha quedado bordado. Real como la vida misma. Viva el amor y si no vive que nos pille en números negros. Saludos y gracias por la visita.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Maria.
Excelente explicación, yo no dejo de lado la importancia de los agentes químicos y hormonales del cuerpo, es algo muy real y muy cierto.

Todo el cuerpo mantiene un equilibrio mental y físico por medio de todas esas sustancias que nos dan placer y felicidad, así funcionan todos los sentidos.

Pero deseo agregar como final de mi comentario, que también hay una parte muy importante, y es que si uno DECIDE amar, ahí esta al final de cuentas la ultima palabra, cuando accionamos nuestro mente y nos preparamos, no solo físicamente por medio del cuerpo y las hormonas, sino con el alma, esa decisión pesa mas que todas las otras cosas, y cuando decidimos no amar, ahí de nuevo accionamos nuestra decisión y hasta ahí llego el amor por más hormonas o químicos que inunden nuestro cerebro.

Súper interesante este tema.
Saludos desde San Jode de Costa Rica

Conciencia Personal dijo...

María...disfrutando la lectura de mis amigos...

buen domingo, monique.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Muy interesante todo lo que acabo de leer. Son muchas cosas las que deberíamos tener en cuenta para que el amor y el deseo por la pareja, se mantengan activados.
Muchas gracias por tu visita y comentario. Seguiremos leyéndonos.
Saludos

Maria dijo...

Gracias Roy, me alegra verte, bienvenido.
Ando algo confusa en cuanto a lo que dices sobre la decisión de amar y tambien la de no hacerlo. Pensé que tal vez el tener conocimiento de las idas y venidas de la química podría influir en nuestras decisiones, pero se me complica la cosa. Si como dice Damasio para reemplazar a una emoción no deseable se necesita otra más fuerte, a parte del odio (no deseable, supongo) ¿que otra emoción se necesitaría en este caso? Crudo esto ¿no te parece?


Monique, un placer verte por aqui. Un abrazo.


La casa encendida: Seguiremos leyéndonos y descubriendo. Un saludo y gracias tambien por tu visita.

El Tuno Negro dijo...

El amor en mayuscules, el verdadero, creeme, es cosa únicamente del corazon.

El Tuno Negro.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Creo que el amar es un decisión personal, el día que decidimos amar a alguien, ese día nació el amor, y desde ahí decidimos hasta cuando queremos amar.

Ese libre albedrío de decir a quien amamos y hasta cuando, al final tiene que ver con una decisión personal.
Saludos

Maria dijo...

Tuno Negro durante siglos y siglos los eruditos dijeron que el alma, y los sentimientos más bellos estaban en el corazón. Y los poetas lo escribieron. Ahora que la tecnología permite ver cosas que antes no se podían ver lo que dicen es que los sentimientos estan en el cerebro. Veremos a ver que dicen los poetas del futuro, tu entre ellos.


Roy creo que finalmente es lo que van a demostrar los científicos. Como apuntaba en el post parece más probable que sea la actitud hacia la pareja (que a largo plazo parte de una decisión personal, como tu dices) que se traduce en manifestaciones afectivas y físicas, lo que mantiene los niveles químicos estables. Creo que el amor como lo conocemos no se ha terminado de investigar.

filipo dijo...

Una mezcla de dependencia, confíanza, integridad y reacciones químicas