24 enero 2009

Amor con amor se paga


Todos sabemos, o al menos decimos que sabemos, que el amor es como el fuego, si queremos que dure, que no se desgaste, hay que alimentarlo y cuidarlo día a día, desde dentro y hacia fuera, hacia otros. Vivirlo juntos y por separado, en la mente y en lo cotidiano y de forma positiva pensando y haciendo todo aquello que contagia bienestar y placer intenso para todos ¿Pero lo hacemos realmente de forma duradera y consistente?


Y ¿somos igalmente conscientes de que, del mismo modo, el resto de las emociones --la ira, la tristeza, el miedo, los celos, la envidia, el resentimiento, el odio, el asco, etc.-- se alimentan por la mismas vías internas y externas hacia uno mismo y hacia otros a través del pensamiento, las actitudes y los gestos haciendo de todo ello algo negativo que produce malestar tanto a uno mismo como a otros?
¿Como podríamos evitar que esas sensaciones nos invadan y contagien a los demás?

24 comentarios:

Alberto "Paco" dijo...

Maria muy bonito tu post. Yo considero que para cultivar el amor debemos tener primero un amor propio, y equilibrado con el que debemos sentir por los demás.

Si nuestra autoestima está en un nivel optimo podemos ser amorosos con los demás.

A mi me resulta practico desplegar amor cuando me intereso en mi prójimo, en ayudar y ser fuente de compañerismo o consuelo. Eso estrecha los lazos afectivos.

Y esto me resulta útil tanto en el amor de familia, en el amor erótico y en el amor que uno siente por los amigos y vecinos.

De hecho el amor tiene sus vertientes y su lugar en cada caso.

Saludos y un abrazo Maria.

J. Marcos B. dijo...

Amarse a uno mismo es la base...como bien sabes. Solo luego puede uno ser amoroso y por lo tanto atrae el amor a su vida. ¿Quieres ser amado? ama tu.

Un gran abrazo zen.

M

Manuel Ortiz dijo...

El amor no se puede "alimentar" de ninguna manera. Existe o no. Es un sentimiento más bien irracional.

Lo que sí se puede alimentar es la convivencia, incluso cuando ha desaparecido el amor.

María dijo...

Los seres humanos tenimos sentimos duales porque podemos pasar del amor al odio desde un simple paso, de igual modo, como de la alegría a la tristeza, son sentimientos que nos acompañan a lo largo de nuestra vida, no podemos reprimirnos, somos humanos, sentimos tanto lo bueno como lo malo, pero intentado siempre sentir amor desde uno mismo, podemos ofrecerlo a los demás, porque si desde nuestro interior así no lo sentimos, dificilmente podremos ofrecerlo.

Un placer leerte mi bella tocayina.

Un besazo.

Franziska dijo...

Creo que es muy inteligente la última pregunta que te haces.

Si pudiéramos vernos igual que vemos a los demás, quizá, rectificaríamos pero, la verdad, es que estamos ciegos para juzgar nuestros actos y palabras.

Chencho dijo...

Ser conscientes de lo que pensamos y lo que sentimos es el primer paso para poder corresponder concientemente a los demás de esos mismos sentimientos.

Una abrazo

HumP dijo...

Recivimos lo que en verdad damos, no quiero decir con eso, lo que creemos que damos. Y si no es asi, no me considero un animal que actua para conseguir un premio al final, es decir, hago las cosas y actuo frente a ellas, porque creo que es lo que debo y quiero hacer, no porque al final reciba una recompensa, aunque sea solo una caricia.

La felicidad, el amor el oidio, la ternura o la estupidez, por poner algun ejemplo, no es para todos igual, y se rige por el mismo varemo en cada individuo, asi que es muy dificil que alguna vez, todos nos pongamos deacuerdo en que y hasta que grado, algo esta correcto o incorrecto.

Aunque sea solo de paso, un beso

Hump

Genín dijo...

Otro punto de vista...
En el desamor...
Que difícil es combatir al amor y olvidarlo...
Cuanto se sufre en ese proceso y que lento es el lograr el olvido y volver a estar en paz...
Besos y salud

mpiryko dijo...

Estoy con Manuel y María.
El amor, ni se paga, ni se compensa como un saldo bancario.
El amor se da, sin correspondencia como en de profundis de O Wilde.
Si se rompe el ciclo toma-daca, se rompe con la ira, la tristeza, el miedo, los celos, la envidia, el resentimiento, el odio y el asco.
El amor es el mayor acto de inteligencia y por eso se confunde con tanta facilidad con la estupidez.
¡Salud para vivirlo!

seriecito dijo...

Los sentimientos no deben ocultarse, la mayor riqueza que podemos transmitir es aflorarlos, sean del signo que sean.

Salu2

tresa dijo...

Hola! a veces és inevitable caer en un estado negativo , y sentirnos mal por ello , lo ideal és creo , procurar de que no nos arrastren éstos sentimientos que tanto daño nos hacen , y que con los años somatizamos ,procurar ser fieles a nosotros mismos y tratar de entender a los que quieren que nos sintamos mal ,alimentando nuestra autoestima , mirando de no perder el tiempo en las personas que no lo valoran .
!saludos!

Ernesto dijo...

Hola María, no es fácil contestar a esa pregunta.

A bote pronto, me vienen a la cabeza dos formas de ser para evitar ese tipo de sensaciones: o eres un gilipuertas o un canalla.

Un cordial saludo.

Toupeiro dijo...

Es una lucha diaria contra nosotros mismos, todas nuestras emociones deberían de pasar unos filtros de autocritica que al principio son muy difíciles pero con la practica ¿Se convertiran en automáticos?

Patricia dijo...

El amor solo nace pero nace de un corazon puro, y solo un corazon puro puede amar sin medida y sabiamente discriminando emociones negativas.
Un beso querida amiga, te deje un humilde regalo por la paz en mi blog y agradecerte por tu amistad,

Georgia dijo...

pues que viva la venganza...y a amar con todo a quienes nos aman

un abrazo, gusto visitarte

Carlos dijo...

...das lo que recibes.

Si piensas y ves tu entorno con amor recibirás lo mismo, ídem al contrario.

Es la milenaria lección budista del Karma!

Abrazos.

Goathemala dijo...

Somos tan frágiles. Tan permeables al entorno en el que nos desenvolvemos, en el que nos han criado.

Muchos de los problemas que tenemos hoy no lo podemos solucionar sin antes crear una generación nueva que nazca sin nuestras limitaciones.

Tal vez una educación integral, una formación específica para que todo lo malo del mundo nos duela pero no nos corrompa.

Creo que fue Protágoras el que dijo que "El hombre es la medida de todas las cosas". Más bien debiera ser el amor la medida de todo.

--
Saludos, Goathe.

Alejandro Kreiner dijo...

Podemos racionalizar las emociones, pero nunca apaciguarlas... si no las expresamos nos carcomen.

Saludos.

Miriam dijo...

Inteligentes preguntas... de las cuales racionalmente sabemos las respuestas, pero ... emocionalmente, en la práctica, no se si podemos ser tan respetuosos del saber de las mismas...
Besos

Fibrix dijo...

Hola,

Pienso que es la paz interior, la que consigue distribuir el caudal del las emociones en su equilibrio justo en cada momento.

Pero esto cada vez es mas dificil.

¿Estrategias de la tension?, ¿La crisis? :))

saludos.

Roberto Lone dijo...

Hola María!

Bonito post. Pero como le hacemos en un mundo virtual y tecnológico que asume el control de muchas emociones.

Leía el otro día que la soledad en la que nos lleva la tecnología es una buena seña que el ser humano puede entender mejor su individualidad, el respeto y eliminar la dependencia emocional en los demás.

El Amor dice, es algo manipulado por la época del romanticismo y hoy es un siglo en donde no permite ya esas teorías.

Me quedo pensando mucho, pero a la vez entiendo que el amor si es fuego y abusamos nos quemamos.

saludos!

María dijo...

Besitos tocayina.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Ah!!! el AMOR, ¿y el DESAMOR?
Hace tiempo que le doy vueltas a un proceso que, pienso, no tiene salida: DESenamorarse.
Los otros sentimientos destructivos sólo encuentran buen acomodo en mentes enfermas o en corazones desolados o rotos. Estos, en muchos casos, lo están desde la infancia, o ya viene en los genes.
Siempre planteas temas interesantes y nos haces pensar. ¿Qué más queremos para hacernos adictos a un blog?
Besitos.

Nelson Diaz dijo...

Hermosa entrada, y cuanta sabiduria nos compartes en pocas palabras, un trabajo magistral Maria. te felicito por esa sensibiliad que compartes amiga, muy buen trabajo.

Feliz fin de semana y un cariñoso abrazo