29 enero 2009

A ver ¿que habeis desaprendido hoy?

Eduard Punset cuenta que les preguntaba a sus nietas al volver de la escuela: "A ver ¿que habeis desaprendido hoy?", lo que dejaba a las niñas pensando que el abuelo se había vuelto completamente loco. Ahora está preparando un nuevo libro con el que pretende cambiar el eje de la educación infantil con objeto de evitar que uno tenga que desaprender un montón de cosas inútiles, cuando no directamente dañinas, y para ello propone los siguientes temas:

La felicidad es la ausencia del miedo. En este capítulo se enseñará a los niños a distinguir entre la ansiedad, que nos pone en estado de alerta para emprender tareas, del puro miedo que corroe por dentro e interrumpe el crecimiento de las uñas, aplazando todas las funciones a medio plazo, como la reproducción o el descanso.

La belleza es la ausencia de dolor. En este capítulo explicará a los niños por qué todo el mundo se preocupa por la belleza. Se les contará sin tapujos la relación directa entre belleza y salud. La belleza es el primer predictor de la salud. Una cara o un cuerpo bello está diciendo al que lo contempla que su metabolismo funciona.

No está claro lo que se muere cuando uno se muere. Los átomos de que estamos hechos son, en la práctica, eternos. De las células que se agrupan en la comunidad andante de células que somos las hay que son inmortales; todas las células germinales que se transmiten de generación en generación pueden sobrevivir para siempre en cultivos adecuados.

No hay propósito en la evolución. Organismos deficientes han sobrevivido y otros, en cambio, que llenaron su entorno de esplendor, desaparecieron. No es cierto que vayamos caminando hacia un objetivo cada vez mejor y más bello.

Sólo la ciencia es noticia; el resto es chismorreo. Hemos iniciado ya el largo y frondoso camino de someter a la experimentación y la prueba aquella parte del pensamiento dogmático heredado que puede someterse a prueba y experimentación.

Hay vida antes de la muerte. Éste será el último capítulo. Ahora hay vida antes de la muerte, con lo que hay tiempo para aprender a gestionar las emociones básicas y universales con las que los niños vienen al mundo: el amor, la felicidad, el miedo, la sorpresa, el desprecio. Y pregunta a sus lectores: ¿Alguien sabe de algo que preceda en el tiempo a esas emociones y les gane en importancia?

29 comentarios:

Goathemala dijo...

Cada día estoy más contento de encontrar tu blog. Yo desaprendería mis miedos con gusto. Hasta entrenaría para hacerlo.

P.D.- No sabía que las células en entornos adecuados podían vivir eternamente. Me sorprende. Pensé que como todo(s) tenían una fecha de caducidad.

Saludos.

editor dijo...

Yo creo que hay dos tipos de aprendizaje: el enciclopedista, que es simplemente cargar la memoria de datos que van quedando apilados "en el desván de la desmemoria"; y el impresionista, en función de los sentidos y también de los sentimientos, que se van "imprimiendo" en la memoria y a la vez modelando cada personalidad.
En cuanto a las células, no creo que vivan eternamente, sólo se transforman. Luis

Chencho dijo...

Creo que la inteligencia emocional va a ser la clave de la educación. hacen falta libros, artículos, entradas como las tuyas y gente como Punset para que esta idea empiece a cuajar.
Gracias por la información.
Saludos.

tresa dijo...

Hola ! Creo que las experiencias nos ayudan a valorar lo más importante de la vida , pero no todo el mundo , eh?
Si pasas por mi blog , tengo unos cuantos regalos para tí , si te apetece .
Te estoy muy agradecida por tus visitas !
!saludos!

seriecito dijo...

Soy un admirador de Punset y he leido los libros que tiene publicado, creo ue es fantástico, vale la pena leeerlo, porque además habla en tono divulgativo.
Salu2

J. Marcos B. dijo...

Sería un bien si por fin enseñáramos a nuestros niños no solo las materias basicas, sino también todo lo que he leído aquí...ya es tiempo de darles una educacion emocional también en las escuelas. En fin veremos...pero veo que Punset, como siempre, NO DUERME!! gracias a Dios...

Gracias por ayudar despertarnos difundiendo esto.

Un abrazo zen.

Marcos.

Genín dijo...

"Sólo la ciencia es noticia; el resto es chismorreo."
Que gran verdad!
Besos y salud

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Interesante definiciones, me sorprendió lo de las uñas, es increíble como nos afecta el entorno. Las demás están interesantes, había que ver que tan pertinentes son para casa ser humano.

La materia se transforma pero no desaparece, o sea nuestros átomos seguirán en esta tierra cuando aún pasen millones de años, claro pero ya sin halo de vida.
Saludos

Adolfo Calatayu dijo...

Tengo la impresión extraña (corregime por favor si estoy equivocado),que aproximadamente un año atrás en mi otro blog hablamos un poquito sobre este tema;es más,estimo que te escribí algo así como que "cruel educación la de casi todos,querida María,como decía Bernard Shaw "interrumpí mi educación para ir al colegio".
Me gustó muchísimo tu post !!! es interesante y movilizador.
Un beso grande.

Cardenal Farenas dijo...

Hola María. Vine a tomarme una tacita de café y conocer un poco más de tu bello blog.

Muy interesante tu entrada y ya mismo empezaré a preguntarme a diario: qué desaprendí durante el día. Eso, me dará una excusa para justificar mis olvidos que cada día se hacen más frecuentes jeje

Bendiciones aprendidas y agradecidas por tu amable visita a la parroquia.

Miriam dijo...

Hola Maria! Muy interesante lo de este libro. Trataré de conseguirlo por aquí.
Besos

Alejandro Kreiner dijo...

Todo es mente pero La Tierra no piensa como nosotros.

Saludos.

Tendencia Vital dijo...

Marìa: Muy buena entrada.
En la medida que sigamos buceando en estas profundidades, algunos cambios vamos a lograr.
Todos ellos, comienzan por una educación con inteligencia emocional y de compromiso social.
Nacemos creativos y la educación imperante nos achata.
El nano Serrat, en sus "locos bajitos" nos dice..."Niño, deja ya de joder con la pelota. Niño!. Que eso NO se dice. que eso NO se hace, que eso NO se tocaaaa!
¿Les suena el sermón?. Abrazo

Nelson Diaz dijo...

Excelente amiga, muy buen artículo, no tenia referencias de el trabajo de este amigo que se ve por demas interesante, investigare al respecto, gracias por compartirlo amiga.

Un cariñoso abrazo desde Venezuela

Ernesto dijo...

Hola María, leí ese artículo el otro día y como siempre, me parecen muy lúcidas esas reflexiones.

Pero cada vez que le leo o le veo en Redes, me da cierta tristeza constatar su avanzada edad.

Lo mismo me sucede con todas las personas tan inteligentes como él.

¡Resultan tan necesarias!

Por eso me pregunto con frecuencia si ahora está surgiendo algún joven Punset.

No lo vislumbro. ¿Y tú?

Saludos.

Zafferano dijo...

Pues sí María, pero antes deberíamos recibir educación emocional todos los docentes. Y los padres...
Aunque es verdad que los cambios se empiezan por abajo, es decir, las casas no se construyen por el tejado. Pero un par de arreglitos no vendrían mal, por eso de las goteras...

Un besote guapa, tqm

Franziska dijo...

Creía yo, en mi ignorancia, que desaprender era llegar a un punto en que se daba marcha atrás en cualquier conocimiento adquirido. Vamos a ver si me explico:

Si una persona aprende a pintar, lo lógico es que, con el paso del tiempo, se vaya perfeccionando y añadiendo nuevos conocimientos a los que ya tiene. Siempre entendí que desaprender sería un proceso inverso: el conocimiento adquirido se va deteriorando y no evoluciona sino que se deteriora.

Vista así las cosas, parece que preguntarles a unas niñas ¿qué habéis desaprendido hoy? No fuera extraño que diera como resultado que pensaran que su abuelo no parecía estar bien. Si no se explicaba bien clarito y en un lenguaje entendible para esa edad, estaría desconcertando la mente de sus nietas.

Supongo que le da a la palabra un sentido que yo no conozco. Estaré atenta a la publicación de ese libro. Espero que no me produzca el mismo desencanto que "El viaje al amor" y "El alma está en el cerebro". Porque un tercero, ya no se lo perdonaría.

migul dijo...

Ese programa tiene mejor pinta que cualquiera de los actuales. Por una educación decente!!

soto dijo...

Hola Maria:
Aterrizo en tu Blog ,debido a mi entradas en los comentarios del blog de Ernesto Allende.Me gusta tu blog,es un blog lleno "de olores y sabores" imprescindibles para prestarle atención a cosas que sin ellas tenemos nuestra propia casa sin barrer;el control emocional es imprescindible,más en esta selva de intereses materiales,intereses individualistas.
Seguiré entrando en el Blog ,me gusta.
Apertas agarimosas.

J. Marcos B. dijo...

Carlo Dossi, simple novelista del siglo 19, dijo: "No vale la ciencia si no se convierte en consciencia".

"La ciencia sin la religión es plana. La religión sin la ciencia es ciega." Einstien.

Desaprendí casi todo lo que me enseñaron mis padres, pero no les tengo rencor. Un abrazo. Marcos.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Interesante. No puedo dejar tanto sin volver a leer tus muy instructivos post.
Perdí anoche un buen rato de sueño escuchando a Punset en redes. La verdad es que sabemos tampoco.
Ahora se da mucho en la pedagogía moderna lo aprender a aprender y a desaprender lo que no nos sirve. Bueno, gracias .
Un beso.

mreina dijo...

Desaprender es lo que mas me cuesta...¡estoy tan calentita en mis cercezas¡ gracias Madrid

Lidia M. Domes dijo...

Si, hay mucho que desaprender, para vivir mejor...

Abrazos,

Lidia

Cristina dijo...

Dicen que seguimos vivos porque aún nos queda mucho que hacer... eso es lo que le pasa al sr. Puncet.

Fantástico caballero.

Un abrazo

Cristina

Atticus dijo...

Un blog estupendo el tuyo.

Muchos Punset hacen falta para humanizar esta sociedad tan falta de gente sensible e inteligente.

Ricardo Musso dijo...

Hola María!

Imaginé que me había “ganado el lugar” para figurar entre tus “blogamigos”, sin embargo ves?, esa es un de las cosas que tenemos que desaprender: Una cosa es la imaginación y otra la realidad!.

Como dijo un general (ya muerto) que fue presidente en mi país y que vivió varios años en el tuyo: “La realidad es la única verdad!”, y yo le agregaría, “y es externa a la conciencia!”, vale decir, existe más allá que la veamos o no!.

Uffff… cuántas cosas cambiarían si desaprendiéramos un montón de mitos, creencias, prejuicios, miedos, y reaprendiéramos a ejercer una visión más racional de nuestra vida y la del mundo que nos rodea!.

Muy buena entrada la tuya.
Muchas más hacen falta de este estilo para hacernos pensar!
Te felicito!.

Cariños
Rik

Senior Manager dijo...

Ya no es sólo el hecho de desaprender, sino de no saber en donde está la verdad de las cosas o de dónde está la verdadera fuente del saber. Los jóvenes de ahora salen de los institutos confundidos de lo que han aprendido y desmoralizados al ver que no sirve para nada, es la realidad.
SM

Marian dijo...

Desaprender los errores que hemos ido acumulando a lo largo de la vida, quedarnos con lo verdadero y esencial, magnífica reflexión.
Hacer limpieza de mente, echar fuera las arrogancias, las vanidades y todas las cosas que nos ocupan y nos impiden valorar lo que realmente importa que es vivir en armonía con los que tenemos a nuestro alrededor y cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo.
Cuanta sabiduría en las palabras de Punset...

Marina Fligueira dijo...

He leído de Pauset Viaje a la felicidad. La verdad es fantástico y me ha servido de mucho. He aprendido bastantes cosas. Es un escritor fabuloso da gusto oírlo hablar y leer lo que este hombre escribe. Un besito.