02 mayo 2008

Mentiras piadosas y de las otras

A pesar de que todos decimos detestar la mentira, ésta parece formar parte de la vida cotidiana.

.

El 60% de la gente miente al menos una vez durante una conversación de 10 minutos aunque el promedio es más bien de dos a tres mentiras en ese espacio de tiempo, según un estudio de la Universidad de Massachusetts. "Fué un sorpresa, dijo el investigador Robert S. Feldman. No pensábamos que se mintiera tanto en la vida cotidiana". Incluso los participantes del estudio se sorprendieron de la cantidad de sus propias mentiras. Lo hacemos para gustar a otros o para aparecer como más competentes o más fiables, y con frecuencia lo hacemos sin pensar. Los adultos, dice Feldman damos a los niños mensajes contradictorios cuando les decimos que no deben mentir pero al mismo tiempo indicamos que es preferible no decir la verdad cuando, por ejemplo, reciben un regalo que no les gusta. Esta contradicción tiene un efecto importante en su vida adulta.

En otro estudio se comprobó tambien que entre estudiantes, los más exitosos socialmente, los más populares, eran los que más y mejor mentían.

Y como en tantas otras situaciones en esto tambien hay diferencias entre hombres y mujeres. "Ellas mienten para complacer al otro, para que la gente se sienta bien, mientras que ellos lo hacen para mejorar su propia imagen, dice Feldman.

Inesperado tambien fué el resultado de otro estudio de la Universidad de Cornell. "La gente miente más por teléfono y menos por correo electrónico mientras que el número de mentiras es similar en el cara a cara y cuando la comunicación es via chat o mensajería instantánea", dijo el investigador de Cornell Jeff Hancock, a menos que las conversaciones sean grabadas, porque la mayoría de las mentiras tienden a surgir espontáneamente en la conversación".

A pesar de todo las nuevas tecnologías informáticas han permitido a Mark Frank, catedrático de Comunicación de la Universidad de Buffalo, aplicar técnicas para reconocer e identificar señales muy sutiles, tanto conscientes como subconscientes, en forma de expresión corporal, que indican que una persona puede estar mintiendo. Estas técnicas estan siendo utilizadas en el entrenamiento de agentes de seguridad y policía para detectar momentos de una conversación que traicionan emociones subyacentes o sugieren diferentes líneas de interrogación.

Recibir actualizaciones en mi bandeja de entrada
Subscribirse a Observando

48 comentarios:

Senior Manager dijo...

Bueno, es que realmemte vivimos en una sociedad basada en una gran mentira...Desde la publicidad, pasando por la política y la religión hasta llegar a la educación estamos constantemente inmersos en mentiras o en realidades tergiversadas. Las normas sociales, la ropa, la forma de comer y la forma de amar, también forman parte de la "gran mentira" humana que se extrapola al convertirse en urbana... La sociedad actual es una vorágine de situaciones que nunca llegan a la verdad... Vivimos en un mundo de cultura de disfraces impuestos, es el costo de vivir en sociedad.

Lula May dijo...

Es un tema peliagudo, Maria. Sobre todo porque en muchas ocasiones ni siquiera sabemos a ciencia cierta cuál es la verdad.

Excepto en hechos absolutamente objetivos (como que ahora mismo estoy viva o que hace sol o que estoy escribiendo en el ordenador) la mayoría de las comunicaciones, tanto verbales como no verbales, que establecemos hacen referencia a apreciaciones personales. Y ahí es donde "tu" verdad no tiene por qué coincidir con "mi" verdad, y ninguna de ellas con "la" verdad (si es que la hubiera).

Eso sí, con el tema de los niños (que ya sabes que toca mi fibra sensible), por favor, coherencia. Naturalidad y coherencia son las dos consignas. Ya se encargará, como dice Senior Manager, la sociedad de malearlos pero al menos que haya coherencia por nuestra parte.

Besos,
Lula.

María dijo...

Interesante post tocaya, entrar a leerte para mí es un verdadero placer, y yo voy a copiarte aquí en tu blog el tema que hice en el mes de enero en mi blog sobre la mentira para que sepas lo que opino de todo ello. Un besazo.

¿MENTIR O CALLAR?

Todos sabemos que las mentiras no conducen a nada, es más, conozco un refrán que dice: "Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo", y mucha razón tiene. La verdad es que mentir nunca ha ido conmigo, procuro ir siempre con la verdad por delante, es más, creo que no sé mentir, y si alguna vez lo he hecho, se me ha notado un montón porque no sé disimularlo, soy mala intérprete actuando, no valdría para hacer una obra de teatro sabiendo que lo que estoy interpretando no es verdad, en definitiva: "No tengo valor para mentir", por lo que, entodo caso, preferiría antes callar.

Si alguna vez he actuado con la mentira, ha sido porque en algún momento me vi obligada a actuar así, por alguien, o, por las circunstancias, pero después, aunque mi deseo no era ese, sino porque, en aquellos momentos, me vi obligada a ello, luego no me he sentido bien, porque después sentí como una especie de remordimiento que me pinchaba en mi interior y que no me dejaba estar tranquila por unos momentos.

Personalmente opino que, antes que mentir, prefiero callar, no decir nada, aunque también depende mucho de las circunstancias en que te encuentres en esos momentos, porque cada situación es distinta.

Imaginaros por unos momentos que estáis con una persona que está baja de moral, y os está preguntando por algo que sabéis le haríais feliz que le contestárais de una manera, y diciéndoselo de otra le vais a hundir más; necesariamente, te estaría obligando a que contestaras como esa persona lo desea, en ese caso... ¿cómo actuaríais vosotros?

Por lo que depende todo, como he comentado antes, de las situaciones, de las circunstancias, de las personas, de cómo se encuentren, del momento, ¡de tantas cosas!, pero a pesar de todo, sigo diciendo que es mejor ir siempre con la verdad por delante, y sobre todo, si alguna vez tenemos que decir algo a alguien, y vemos que vamos a hacerle daño diciéndole la verdad, antes de hablar midamos las palabras, pero sobre todo, debemos decirlas con cariño y con tacto, para que, en todo caso, la otra persona no se sienta ofendida.

Pienso que yendo siempre con la verdad por delante, es el camino ideal, el más limpio y el más sano, que todos deberíamos seguir, aunque ... que tire la primera piedra quién nunca haya mentido alguna vez en su vida, aunque sea una mentira piadosa.

neurotransmisores dijo...

Todos mentimos, incluso "nos mentimos".

Saludos.

Cecilia Alameda dijo...

Mentir es necesario a veces para evitar dolor, frustración, malestar. Le dices a una persona que con buena voluntad hace algo en tu beneficio que sí, que te ha gustado, aunque lo que ha hecho (un gesto, una canción, un favor) te parece de mala calidad. Le dices a un niño que su abuelo se ha ido al cielo aunque no creas en el cielo para que no se agobie. Le dices que existen los REyes Magos, Papa Noel, el ratoncito Pérez, como él hará con sus hijos. Le dices a uno que te ha pisado en el autobús que no te ha dolido para no abrumarlo, aunque tu dedo echa chispas.
No son malas esas mentiras que sólo intentan confortar.
Pero hay otras mentiras que son terribles, que tienen transcendencia social y económica, que le cuestan la vida a las personas.... ¿Os acordais de las armas de Irak que justificaron una guerra?

Verbo... dijo...

Segun los estudios, se miente cuando nos sorprenden y nos quieren sorprender en esa busqueda de la verdad.

Un beso Linda ♥

M.

Franziska dijo...

¡Señor, Señor! Estoy estupefacta. Según ese estudio, si miento menos de lo normal es porque no hablo con nadie y claro así no se puede mentir. La cuestión es que debo ser una mentirosa patológica que a la primera que engaño es a mí misma. ¡Ay, Señor, Señor! Si hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad... A tenor de esto me acabo de preguntar, adivina, adivinanza ¿cuántas trolas me habrán salido ya? Lo abandono pues prefiero pensar que si miento, no soy consciente.

Gracias por el tema. Iba a decirte: gracias, guapa pero, visto lo visto, tengo que reprimirme porque a lo mejor ibas a pensar que ya se me estaban escapando las mentiras porque te preguntarás, si no me conoce personalmente ¿cómo sabe que soy guapa?
Para no liarme más, mejor lo dejamos para otro tema más fácil.

Ahora de verdad: un abrazo.

Franziska dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
boticcario dijo...

Lo curioso es que los estudios indican que la mentira en los primeros estadios de la evolución del niño es un síntoma de inteligencia, porque demuestra que saben defenderse ante una situación embarazosa.

El resto de la vida no deja de ser un reflejo de esa circunstancia infantil ¿o no?
:)

Besos

dintel dijo...

El eterno tema: verdad o mentira.

Cigarra dijo...

Franziska, has estado muy bien (¡lo digo de verdad!). Puestas así las cosas da miedo abrir la boca.
Hablando en serio, estoy de acuerdo con Cecilia. ¿como le vas a decir al que te ha pisado "Es usted como un elefante, me ha destrozado el pie"? Es cierto que la Verdad nos hace libres, pero depende de en qué cosas, una ligera distorsión de la realidad lubrica las relaciones humanas impidiendo que vayamos por las calles a garrotazos los unos con los otros.
Pero desde luego es un tema para meditar. Me escucharé cuando hable, a ver en cuantas trolas me pillo.

Genín dijo...

Me estoy comiendo el coco discerniendo si mentir o faltar a la estricta verdad es lo mismo.
En fin, hasta para lo mas nimio mentimos, es gracioso, l hacemos incluso para alcahuetar a los amigos...
No hay remedio, no se puede ir por la vida sin ocultar la estricta verdad...
Salud

Pedro dijo...

Es muy interesante esto que dices, aunque me temo que ya yo lo sospechaba, como todo el mundo, supongo. Las pequeñas mentiras son algo innato en el ser humano, el problema viene cuando éstas no son tan pequeñas y se convierten en peligrosas.
Un abrazo.

brujaroja dijo...

Fíjate que hace unos días que vengo pensando en escribir sobre ello...
Igual habría que replantearse conceptos como verdad o mentira. ¿Es lo mismo mentir para no hacer daño que mentir para enviar a un país a la guerra?
¿Te acuerdas del poema de Gloria Fuertes, "Hemos de procurar no mentir mucho/ sé que a veces mentimos para no hacer un muerto/para no hacer un hijo o evitar una guerra". No lo recuerdo muy bien, pero sé que decía algo como que se había quitado la costumbre de mentir. Y terminaba:
"Desde entonces me quedo sin hablar muchos días".
Pues eso...

Toupeiro dijo...

Enhorabuena por ese estupendo premio, acabo de leer la entrevista.

Jorge H Pineda B dijo...

Hola Maria;

Muy interesante y complejo tu tema de este post.

El concepto de verdad y de mentira nos lleva al campo de la relatividad. Cada individuo y cada comunidad tiene una percepción de las cosas y esto hace difícil definir la mentira y así mismo la verdad.

Muchas veces es mas importante la percepción que la realidad.

De otro lado esta el tema de la conciencia y de la subconciencia y la forma como esta afecta nuestras manifestaciones y nuestra capacidad de comunicación. Muchas veces decimos las cosas y actuamos como no lo indica el subconsciente aunque sea distinto a lo que nuestro conciente reconoce como cierto.

Por eso este tópico me parece tan complejo, psicológico y filosófico.

Saludos

Firebrand dijo...

Este asunto de mentir para vivir ha llevado a la desesperación a un ilustre poeta argentino del siglo pasado, Pedro B. Palacios (Almafuerte). Cuelgo aquí unos versos suyos, pero declaro que no los suscribo totalmente:

El mundo miserable es un estrado
donde todo es estólido y fingido,
donde cada anfitrión guarda escondido
su verdadero ser, tras el tocado.

No digas tu verdad ni al más amado;
no demuestres temor ni al más temido;
no creas que jamás te hayan querido
por más besos de amor que te hayan dado:

Mira como la nieve se deslíe
sin que apostrofe al sol su labio yerto;
cómo ansía las nubes el desierto
sin que a ninguna su ansiedad confíe...

Trema como el Infierno, pero ríe!
Vive la vida plena, pero muerto

Parecería que despues de escribir esto el poeta se suicidó.
Nosotros no debemos hacerlo.

Maria dijo...

Hola SENIOR, me alegra de verte por aqui de nuevo. Como decidí que tenía que aceptar que errar es humano aceptar la mentira fué coser y cantar. Un abrazo.


Hola LULA MAY, gracias por tu visita y tu comentario. Yo tambien creo que nada es verdad ni es mentira,todo es del color del cristal con que se mira. Un beso y gracias por la visita. Besos.


Hola MARIA: No había leído ese post tuyo tocaya; por lo que parece tanto los investigadores como los participantes en los estudios estan de acuerdo contigo. Besos tocayina y muchas gracias por tu continuo apoyo.


NEUROTRANSMISORES, A veces nos contamos y contamos algunas "milongas" fascinantes. Saludos


No hay remedio CECILIA, si fuéramos por ahí llamando al pan pan y al vino vino tendríamos muchísimos problemas, y callar para evitarlos no siempre es posible porque "el que calla otorga", todo un lío. No recuerdo quien fué el que dijo durante la última campaña electoral algo así como que la verdadera profesión de los políticos era la de mentir y de los desmentidos que voy a contarte yo que tu ya no sepas, je je. Un abrazo y gracias por pasarte por aqui.


Hola VERBO desde luego si me pillan in fraganti en algo es bien posible que le de un poquito a la milonga, como llamamos a la mentira en España. Saludos y gracis por venir.


FRAN, ya te lo he comentado, tus palabras me sacaron una sonrisa que me duró no sé cuantas horas.
Y si es para llamarme guapa...miénteme, como dice la canción, te prometo que no te crecerá la nariz. Me alegra verte con tanto ímpetu literario. Un beso de oso.



Desde luego BOTICCARIO la mentira forma parte de la infancia y como la vida adulta se forja entonces, pues...pio, pio que yo no he sío. Gracias por la visita. Saludos


El eterno tema, si DINTEL. Gracias por comentar, un saludo


Franzisca ha estado genial CIGARRA pero tu no le andas a la zaga con tu "ligera distorsión que lubrica las relaciones humanas". Absolutamente estupenda la frase. Pienso recordarla si un día me pillan en un renuncio. Besos


En otras palabras GENIN que lo de ir con la verdad por delante es un puro bulo ¿no es así? je je je. Fué un placer verte por aqui. Besos.


Hasta para mentir parece que hay que encontrar la justa medida ¿verdad PEDRO? De las piadosas a las peligrosas hay un abismo. Como es habitual me encantó leerte. Saludos




BRUJAROJA creo que la mentira "piadosa" tiene, como el que roba a un ladron, cien años de perdón ¿o son menos? Las genialidades de Gloria Fuertes, recuerdo las expresiones de su cara cuando las soltaba aunque ya no recuerde sus palabras.


TOUPE, muchas gracias por tu amabilidad. Seguiremos en la brecha. Besos.


JORGE tu frase "actuamos como nos lo indica el subconsciente aunque sea distinto a lo que nuestro consciente reconoce como cierto" me recuerda al polígrado o detector de mentiras y es un poco la base de los estudio citados.


Hola FIREBRAND. Me impactó el poema de Almafuerte; es tan tajante. ¿Viste sus PIU AVANTIS? El pobre hombre debía tener una depresión de caballo ¿no?

Roberto Lone dijo...

Hola María, como te prometí, estaría por acá para comentar, gracias por la mención de mi persona en la otra publicación y por la recomendación.

Sobre el tema, me gusta un cómico enunciado que dice: "Yo siempre digo la verdad, y la verdad es que, he mentido en algunas ocasiones".

A través de la historia, la cultura, la religión, filosofía, ciencia, la política y la vida en sociedad se ha mentido y se seguirá mintiendo. En muchas ocasiones se mintió o se ocultó del mando en turno. Existen cosas que no sabemos, y se ha transmitido ese espíritu hermético de generación en generación.

Habría que medir en que forma la mentira es mala o buena, quizás en muchas ocasiones sean necesario para salvar la vida o quizás viceversa, esto depende de la formación, integridad y valor de la persona.

En mi formación, no se debe mentir y en mis convicciones "La verdad me hace libre verdaderamente".
Lo que si no tengo duda es que los científicos y psicólogos tienen mucho trabajo en este campo, y sobre todo en algo que cambia con velocidad como es el comportamiento humano.

Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

María:

Muy interesante.

En dos libros de Desmond Morris, el zoólogo y etólogo británico (El hombre al desnudo y El cuerpo al desnudo), se hace referencia a este tema. En especial en el primero: Lo que dicen los gestos, los ojos, los movimientos involuntarios de las manos, de los brazos...

He notado que en tu primera entrada, no se puede ingresar para dejar un comentario. ¿Cómo se hace eso? Sé cómo bloquear todas las ventanas, pero no una sola.

¡Felicitaciones por el premio!

¿No tienes un contador de visitas?

¡Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Me gusta esa pintura que aparece en el comentario de Lula May. Estoy casi seguro que es de Marc Chagall.

¡Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

María:

¿Cómo haces para saber cuáles son las entradas más visitadas?

¡Cuántos misterios!

Carlos Alberto Arellano dijo...

María:

Regresé para decirte que me gustan mucho los libros de Desmond Morris. El mono desnudo, Tradiciones de Navidad, Cómo es su bebé y El zoo humano, son libros interesantísimos. También su serie documental: El animal humano. Que, por supuesto, está en mi videoteca. Me gusta ver los documentales una y otra vez. Y otra vez, y otra vez, y otra vez.

¡Que sigas bien!

Firebrand dijo...

Maria
Pedro B. Palacios fue un personaje de los que ya quedan pocos. Tremendamente combativo en toda su vida, fue una especie de componedor del mundo de su época. Sus AVANTI pueden verse en www.epdlp.com (El poder de la palabra). Hay una breve biografía.

"Yo abandone las glorias mundanales
por el arduo camino solitario
para enseñar tambíen abecedario
donde mismo se siembran los
trigales"

Un abrazo

Verbo... dijo...

Gracias Maria, por encontrar mi Blog sexy, y a taconear se ha dicho.

Gracias Linda ♥

M.

Marian dijo...

Así que no debemos creer todo lo que nos cuentan, ni deben creer todo lo que contamos ¿no es eso?

En política son muy evidentes las mentiras.

En la vida cotidiana, a veces son necesarias, me refiero a esas pequeñas mentiras que llamamos piadosas, las que decimos con la intención de causar un bien a la persona que las escucha.

Mentir por mentir es algo que a mi nunca me ha gustado y en eso coincido con María, no va conmigo, alguna vez lo he hecho (no soy ninguna santa) y me he sentido muy mal, me crea mala conciencia así que intento decir siempre la verdad aún cuando cueste admitirla.
Por la misma razón, no me gusta nada pero nada nada pillar a alguien contándome mentiras, es algo que me hace enfadar muchísimo.

María gracias por el premio, es muy bonito y original.
Gracias por pensar en mi, un beso.

ALyCie dijo...

¿Ha habido alguna verdad en algún momento?
Los Dioses han cambiado de los primigenios Zaratustra, Ra-Horajty, siguiendo por Zeus, Júpiter, Odín o los mas grandes monoteista y vendrán nuevos.
La ciencia de Aristóteles, de Euclides o de Hipócrates o Esculapio, Galieo, Newton, Descartes, ... ya están superadas, ergo, no eran tan ciertas.
El valor del oro, el valor del dinero cambia cada en cada cambio, día haciendo falso su valor anterior.
No hay verdad, que perdure una cultura. La denostada esperanza de la caja de Pandora, de mal ha pasado a ser la Esperanza, una virtud teologal.
No hay verdad, ni grande ni pequeña, ni con uve mayúscula o minúscula, por lo que es también otra mentira, reclamar la verdad, la razón, la medida de todas las cosas es en sí una mentira.

Pero ... la mentira es útil, práctica y perdura mas que la verdad. Reinos construidos sobre el engaños, reyes depuestos y ensalzados por la mentira, convenios, pactos, negocios, leyes y normas, partidos, secciones, intereses, todo construido sobre mentiras aceptables, convenientes, útiles y serviles a viles propósitos.

Desde el humilde placebo que sana mas que muchos medicamentos y por eso hay que hacer test dobles ciegos. Males que no existen en la imaginación.

No hay remedio universal, salvo la mentira, que campa victoriosa entre los hombres. Vestida de ciencia, de religión, de estadísticas. Tanto impera que se ha hecho carne, sólida y palpable y calificamos de verdad, como la única verdad de progreso, de justicia, de ley, pero no deja de ser mentira, pues no alcanza la categoría de ontológica, sino pura epistemología humana, sin mas trascendencia que la de habitar entre nosotros día tras día desde el principio de los tiempos, desde el primer dios demiurgo, la primera mentira.
¡Pero con eso hemos de vivir!
¡Perdona! Pero la única verdad, es la mentira nuestra de cada día, porque la REALIDAD es siempre otra.

Maria dijo...

Hola ROBERTO, un placer verte de nuevo. ¿No fué uno de los hermanos MARX el que dijo esa frase?
Siempre me sorprende la cantidad de trabajo científico que se dedica al comportamiento humano. Creemos conocernos a nosotros mismos y de pronto surge algún estudio que demuestra que es un proceso bastante complicado. Saludos



Hola CARLOS. Recuerdo el revuelo que causó El Mono Desnudo de Desmond Morris, y claro, lo compré y tambien alguno más de los que mencionas. Me hubiera gustado tener los documentales pero solo he visto alguno en TV. Gracias por tu visita y tus felicitaciones


Hola de nuevo FIREBRAND. Combativo es la palabra, desde luego, pero creo que la vida lo hizo de ese modo. Saludos.


Hola MARIAN. ¿como era alquel proverbio árabe? "La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda será culpa mía." Parece que estamos todos de acuerdo que mentir es parte integrante de la forma de actuar de las personas, aunque uno se sienta un pelin tonto cuando le engañan. Ese sentimiento es lo que yo ahora me propongo evitar. Vuestros comentarios, ya ves, son terapeúticos.
Gracias a ti Marian, por todo. Besos


ALYCIE: Cuantísimas verdades juntas y que arte para contarlas. Me he quedado boquiabierta leyéndote y me ratifico, ahora más aún, en mi intención de no dejar que las mentiras me descalabren. Un millón de gracias por la visita y sobre todo por el genial comentario. Besos.

Lula May dijo...

Maria, muchísimas gracias por la mención en tu siguiente post. Ya sabes que disfruto mucho cuando paso por aquí, lástima que no siempre disponga del tiempo suficiente para dedicarle a toda la información que nos proporcionas. Es un auténtico lujo tenerte cerca, de veras. Un abrazo enorme,
Lula.

p.d. Aclaro a Carlos Alberto que, efectivamente, la imagen que tengo asociada a mi perfil es un cuadro de Chagall, "Sobrevolando la ciudad". Es uno de mis pintores favoritos, si no el que más. Besos.

María dijo...

Tocaya te felicito de corazón por tus blogs, al igual también felicito a todos los premiados.

Un besazo y te deseo un feliz fin de semana.

TITA dijo...

Hola Maria, solo pretendo darte las gracias, pues se termina mi viaje y mañana vuelvo a otra realidad y como siempre en el regreso la incertidumbre de regresar.
Sobre el tema que planteas, no tengo una idea clara, aunque pienso que la mentira debe ser un acto consciente de mentir, voy ha mentir, estoy mintiendo, si no es así la mentira seria solo una percepción de otra persona; respecto a las mentiras cotidianas, realmente tienen los pies muy cortos, y hay mentiras que son beneficiosas, estas no podemos olvidarlas, al menos yo no las olvido.
Esto lo veo en nuestra vida de relación personal, pues hablar de grandes mentiras es otra historia.

ALyCie dijo...

María,
No construyas sobre verdades, ni por muchas, ni por ciertas que puedan ser. Tu blog, observando, se refiere a la realidad, pues otra cosa, son pensando e imaginando.
Apuesta, por la realidad que observas, por los hechos, por las obras (que son amores y no las buenas razones) observando-las.
Verá que firme y seguras son tus apuestas, tus construcciones.
¡Besos! ¡Abrazos! ¡sonrisas! ¡ternura! ... lo que proceda.

Mi vida en 20 kg. dijo...

No me quiero imaginar cuestionando cada palabra de mi interlocutor..yo prefiero creer amiga mia...gracias por tu regalito....me encanta todo lo que observas....no siempre comento, pero siempre estoy...y prometo que no escribi ninguna mentira.

Besos

HUGO dijo...

Mentiras son llananmente mentiras y la persona que vive de mentiras no es mas buena que otras por que sus mentiras sean mas piadosas o suaves que las de otra persona,ser mentiroso es
detestable por donde se lo mire.
PD:Felicidadess por el premio.

Rodolfo N dijo...

Felicitaciones por tu premio y gracias por tu mención
Realmente sorprendido y agradecido, amiga.
Besos

KAMELUCHA--MELA dijo...

Es muy curioso el estudio Maria si, mucho, dice que se miente mas por telefono,?? y menos por correo electrònico,,yo por ejemplo soy super ,,vengonzosa,me da miedo a veces hablar en pùblico o en el cole cuando eran pequeños.
Creo que detras de esta hermosa maquinita que tiene una magia maravillosa, es màs dificil mentir, para que,??de que me serviria ,,si a veces lo que necesito es decir lo que siento y es verdad,,no inventar una historia que no existe aunque sea màgica..no es fàcil mentir...
Si hablamos de publicidad ufff eso es otro mundo..
De todas formas yo creo que hay que ser muy listo e inteligente para ser un buen mentiroso..
besitos...

Marta dijo...

Muchísimas gracias por el premio!!! Me encanta!!!.

Que alegría!.

Maria dijo...

Hola LULA MAY: Me alegra verte. La cuestión del tiempo para interactuar en los blogs es todo un problema. Muchos besos.


MARIA guapa, muchísimas gracias y muchos besos para ti.


Hola TITA muchas gracias por pasarte, especialmente en este momento de regreso. Espero que disfrutaras mucho de los aires británicos. Esto de mentir ha cundido muchísimo y me he dado cuenta que hay una mentira distinta para cada persona y situación.


ALYCIE, gracias por volver y uuuummmm gracias por los besos, abrazos sonrisas y ternura y los consejos ¿me lo puedo quedar todo o me estoy pasando? Cada día que pasa estoy más convencida de que el centro del bienestar, para mi al menos, está en liberar la mente de tantísima cháchara, tanto positiva como negativa. Lo que é, é. Tatachaaaan.


Hola MI VIDA (en 20 kgs, je je). Gracias por estar y por comentar. Allá cauno con sus caunadadas. Yo tampoco pienso andar de detective. Un beso.


Hola HUGO me alegra verte. ¿Mejor callar que mentir entonces? Un abrazo.


Yo tambien creo que MENTIR requiere habilidad KAMELUCHA y creo tambien que si vas a contarle al jefe que no vas al trabajo porque estas malucho el teléfono ayuda bastante, si. La publicidad miente y miente fatal y es facilísimo pillarles a veces. Un besote niña.

MARTA, gracias a tí por pasarte por aqui. Saludos

Conciencia Personal dijo...

Estimada María:
Hoy salgo de la interperie sólo para darte las gracias por el premio otorgado, no pude dejar el comentario arriba. Estoy bien, pronto estaremos blogueando nuevamente.

Un beso y gracias, monique.

Maria dijo...

Hola Conciencia. Andaba yo pregúntandome si estarias bien, muchas gracias por pasarte, ahora yo tambien me siento mejor al verte. Besos.

Laura dijo...

Hola María. He llegado hasta aquí a través de La vida en Retales de Brujaroja y la verdad es que ha sido un buen hallazgo.
Muy interesante lo que escribes sobre las mentiras, especialmente me ha gustado la parte en la que comentas cómo hipócritamente les decimos a los niños que no mientan y contínuamente les inducimos a mentir.
Un saludo

Pedro dijo...

Olvidé darte las gracias por tu mención en el post anterior. Eres demasiado generosa.
Un beso.

Maria dijo...

Hola LAURA, bienvenida y muchas gracias por comentar. Los seres humanos somos tan ambivalentes a veces... Espero que nos sigamos viendo. Un saludo.


PEDRO, gracias a ti, más bien. En tu blog hay tanto bueno que leer que la mención era necesaria. Un abrazo.

Carlos Alberto Arellano dijo...

María:

Muchas gracias por tus visitas y tus explicaciones. Bueno, veo que no has publicado una nueva entrada. Sólo agrego esto: Creo que vivimos en un mundo de fantasía. Y no me refiero a las pequeñas mentiras cotidianas, sino a las Grandes Mentiras destinadas a engañar a millones de hombres y mujeres.

Lula May:

Me encanta Marc Chagall. En 1987, en el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, hubo una maravillosa muestra de sus obras. Siempre la recuerdo. Me gustaron, en especial, sus enormes y coloridos cuadros. ¡Qué belleza! (Recuerdo haber regalado dos libros con pinturas de Marc Chagall. También recuerdo algunas anécdotas buenísimas sobre su vida, pero acabo de darme cuenta de que no estoy en tu blog. Estoy en el blog de María y el tema es otro.)

¡Saludos!

Adolfo Calatayu dijo...

Las "mentiras blancas" también cuentan? jajajajaja
muchos cariños,querida María.

Moira dijo...

Con lo poco que miento y lo mucho que me pillan.

Sobretodo mi madre.

- ¿Es eso tabaco? - dice mirando la transparencia del bolsillo blanco de mi camisa, donde se ve claramente 'fortuna'.

- Por supuesto que no. Y si lo es. No es mio. Es de una amiga.

- A mi me da igual - contesta - yo lo que quiero es un cigarro.

Maria dijo...

Paque veas Moira, lo que hace el mono, je je je. Un abrazo y gracias por la visita.

Zafferano dijo...

Hasta miedo me da... Yo creo que no puede ser, que no mentimos tanto, y de hacerlo a lo mejor lo que estamos haciendo es proyectando deseos... Yo creo que hay más silencios y omisiones que mentiras declaradas. Y los silencios suelen ser de carácter protector.

En fin, cuántos pinochos parece haber...

Un besote!