16 octubre 2009

El coordinador del Registro Europeo de casos graves de la gripe A puntualiza sobre la enfermedad


Y lo primero que dice es que "La tasa de mortalidad es baja" pero que por el momento "su comportamiento es imprevisible".


Este registro que fué creado por la Sociedad Europea de Medicina de Cuidados Intensivos (ESCIM), permite definir quiénes tienen mayor riesgo de ingresar en una Unidad de Cuidados Intensivos por una neumonía vírica. Los datos que figuran en este Registro Europeo incluyen tambien casos registrados fuera de Europa, como en países de Latinoamérica. Actualmente el Reino Unido y España son los países con más casos confirmados, y la cifra se mantiene constante.

Preguntado por la psicosis que se ha suscitado Rello dice que no hay tal cosa sino que en realidad lo que ha ocurrido es que los datos han ido llegando poco a poco, han sido difundidos sobre la marcha y esto ha creado incertidumbre .
"Ahora sabemos que entre los grupos de riesgo figuran las personas que sufren enfermedades respiratorias, -las embarazadas y, además, uno de cada tres pacientes ingresados en la UCI a consecuencia de la gripe A es obeso". Y a diferencia de la gripe estacional, no figuran los pacientes crónicos de más de 65 años.

¿Y que hay de los niños?
Tambien la mayoría de los niños menores de 5 años que han fallecido por la gripe A tenían enfermedades neurológicas incapacitantes antes de contraer la gripe.

Sorprendentemente cuando le preguntan a Rello si los grupos de riesgo detectados deberían tomar alguna medida adicional de prevención su respuesta es "no", y afirma que la prevención no es diferente respecto de la población general. No obstante, puntualiza, que los pacientes con dificultades respiratorias deben consultar directamente al hospital, mientras que quienes no tengan problemas respiratorios, pero sí fiebre y los síntomas característicos de la gripe A, deben acudir a su médico de familia o al pediatra. "Con esta simple medida, creo que haremos las cosas bien", afirma Rello.

En España, dice Rello se han registrado más de 150 enfermos en las unidades de cuidados intensivos de adultos. El número de fallecidos por esta causa es inferior a dos casos por cada 100.000 personas en la Unión Europea".

Rello explica que no se pueden hacer comparaciones entre la gripe habitual y la gripe A porque no se sabe exactamente cuál es su índice de mortalidad. "el confrontar ambas gripes sería como intentar comparar la tasa de mortalidad directa causada por la gripe pandémica con las muertes indirectas relacionadas con la gripe estacional. Estaríamos pues comparando dos situaciones diferentes.

El virus de la gripe A es poco virulento, al menos por ahora, pero es imprevisible. "Tenemos que ver qué sucede en una segunda oleada, durante el invierno", dice. Por esto si las condiciones son precarias como podría ser el caso de aquellos países en desarrollo, donde no haya una buena organización sanitaria, las consecuencias podrían ser "significativas", (!) dice Rello. Los demás podemos inferir que más vale prevenir que curar y que es mejor estar preparados y no tomarse las cosas a la ligera, aunque luego todo quede en poca cosa, como fué el caso de la gripe aviar.

Aunque aclarando que el "no es un experto en vacunas" considera que vacunar a todo el mundo por el hecho de que cualquiera puede enfermar de esta gripe es "una visión muy simplista". Antes de eso se pueden tomar muchas otra medidas como comer cantidades importantes de alimentos ricos en vitamina C además de tomar las precauciones que ya todos conocemos, lavarse las manos, toser en un pañuelo, etc. "La idea de que la vacuna es la única y la mejor solución no se corresponde con la realidad".

Rello afirma que de momento no se ha observado en el registro que el virus presente ahora una mayor virulencia que al principio. "Hasta ahora, el virus se comporta de forma benigna, además, le falta un componente que estaba en la gripe de 1918. Éste consiste en una proteína que le confiere virulencia y que haría que la infección bacteriana por neumococo fuese más frecuente. Pero, de momento, no lo vemos".

Fuente: Consumer
Jordi Rello es jefe del Servicio de Medicina Intensiva y Crítica del Hospital Universitario Joan XIII, de Tarragona


5 comentarios:

Genín dijo...

Lo cierto es que hay tantas opiniones de profesionales,tan contradictorias algunas, que los de a pié no sabemos que hacer.
Besos y salud

Alejandro Kreiner dijo...

Esperemos que cuando llegue el invierno no llegue a pandemia. En las enfermedades infecciosas por vía aérea todas las prevenciones son pocas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Romanos 10. Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salv@.

Marina Fligueira dijo...

Hola María: este es un lío de familia, no sabe uno a que atenerse, unos alarman tanto que nos asustan, por otro lado nos dicen que no es la cosa para tanto, que no es tan peligrosa como la pintan. La verdad no sabe uno a que atenerse. Yo- ya he vivido mi vida casi completa, pero estoy temerosa por mis hijos y nietos. Un abrazo con energía positiva para ti- y para todos los contertulios. Por sí acaso que no caiga por aquí esa cosa... de tan mala fama.

directorio blogs y empresas dijo...

Excelente blog, nos gustaría que dieras de alta tu blog en nuestro directorio de blogs www.guiaempresas.info ; Saludos